Es muy probable que alguna vez hayas comprado algo completamente inútil por internet. Quizás porque la descripción del producto no era correcta y del todo real, o quizás porque has elegido consumir por puro aburrimiento algo que sabías que era totalmente innecesario para seguir viviendo.

Es cierto que podríamos (y deberíamos) prescindir de una gran parte de nuestras pertenencias para aprender a vivir de una forma más sostenible para el planeta, pero está claro que resulta mucho más cómodo y fácil dejarse llevar y cometer locuras como las que os contamos a continuación…

1Nugget de McDonald’s con forma de Among Us

Tras la fiebre con el videojuego Among Us no nos extraña (y a la vez sí) que alguien haya decidido aprovecharse de la situación. Esta persona encontró un nugget de McDonald’s con la forma del personaje principal de este juego y decidió ofrecerlo por el módico precio de 1.000 dólares. Seguramente no se esperaba que la demanda subiera hasta el punto de poder venderlo por 99.997 dólares.

2Pelo de Justin Bieber

No se aprecia bien si es solo un mechón o todo un matojo de pelo, pero está claro que pertenece al famoso cantante canadiense. Fue la presentadora Ellen DeGeneres la que recibió esta cajita de cristal firmada con pelo dentro para recaudar dinero y donarlo a una organización de rescate de animales. Se la compraron por nada más y nada menos que 40.668 dólares, así que imaginamos que sirvieron de gran ayuda.

3Sándwich podrido

Una mujer llamada Diane Duyser, como cualquier otro día, decidió hacerse un sándwich de queso. Aquel día se pasó un poco de la raya tostándolo y… ¡sorpresa! Se dio cuenta de que en el sándwich podía apreciarse la cara de una virgen. Lo conservó durante 10 largos años, hasta que el casino Godlenplace lo adquirió por eBay por el módico precio de 70.000 dólares.

4Piedra de riñón de William Shatner

El actor que daba vida al capitán de la nave en la serie de Star Trek organizó una subasta online para recaudar fondos que irían destinados a la organización Hábitat por la Humanidad. Lo sorprendente es lo que decidió subastar: un cálculo renal, por el que pagaron 25.000 dólares. Algo que probablemente no se esperaba es que se lo devolvieran años después sin ningún tipo de coste.



5Mocos de Scarlett Johansson

La actriz concedió una entrevista en The Tonight Show aunque estuviera enferma de gripe. Según contó, se la había pegado el actor Samuel L. Jackson. Lo gracioso fue que, tras recibir un pañuelo para sonarse, ofreció sus mocos en eBay para donar dinero a la organización benéfica USA Harvest. 5.300 dólares fue lo que consiguió.

6Abuela en venta

Una niña llamada Zoe Pemberton decidió hacer una broma y poner a la venta a su abuela describiéndola como una mujer «gruñona pero también tierna». Para sorpresa de todxs, la niña empezó a recibir ofertas cada vez más altas… hasta llegar a los 28.300 dólares. Obviamente, eBay decidió cancelar la oferta por ir en contra de su política.

7El sentido de la vida

En la descripción de esta oferta podía leerse: «He descubierto la razón de nuestra existencia y me gustaría compartir esa información al mayor postor”. ¿Curiosidad? Nosotrxs, sí. Seguramente fue precisamente eso lo que llevó al comprador o compradora a pagar 3,26 dólares para descubrirlo. Resulta que finalmente le dio una calificación positiva al vendedor.

8Aire del concierto de Kanye West

Esta bolsa con aire de un concierto del rapero Kanye West se vendió en eBay por 60.000 dólares. Fue a partir de entonces cuando empezó a ponerse de moda vender bolsas llenas de aire de conciertos. Sí, completamente absurdo.

¿Qué es lo más loco que habéis comprado por internet? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otríanos que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.