No es la primera vez que vemos una prenda de ropa aparentemente «imposible de vestir» para la gran mayoría de población. Lo que en principio debería ser algo funcional, práctico y cómodo, a veces se convierte en algo completamente absurdo y ridículo haciendo honor a la mítica frase «para presumir hay que sufrir». ¿Realmente hay que hacerlo? Desde aquí opinamos que no, pero seguramente muchas personas consideren lo contrario. De no ser así, quizás no seguirían haciéndose prendas como la que se acaba de hacer viral…

I Like Swimsuit GIF by MOODMAN

En esta ocasión se trata de algo parecido a un bañador, por llamarlo de alguna forma. Y es que, al llegar el calor, empezamos a ver tanto en tiendas online como físicas miles de tipos de bañadores, sobre todo de los que se consideran para «mujeres»: trikinis, brasileñas, bañadores, bikinis, de nudos, con escotes y aberturas, lisos, estampados… Pero, al parecer, no lo habíamos visto todo aún.

El bañador viral

La usuaria de Twitter @Alanna ha compartido un tuit en el que podía leerse: «¿Cómo se supone que tiene que ser mi cuerpo?». En la imagen que ilustra el post puede verse un «bañador» rojo con una forma de lo más extraña por un precio de 11 dólares. La parte que supuestamente cubre el tronco es extremadamente pequeña y corta en comparación con el hueco para las piernas.

Como era de esperar, usuarios y usuarias de Twitter se han animado a opinar sobre esta retorcida prenda. Entre los comentarios podemos encontrar los siguientes: «¿No es una mascarilla Covid para elefantes?». Pero, además de recurrir al humor y a la ironía, la gente ha empezado también a reflexionar y a preguntarse qué cánones de belleza existen hoy en día. Está claro que todas y todos pensamos en un cuerpo muy determinado al que «podría quedarle bien» este traje de baño, pero… ¿y el resto de cuerpos?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Celeste Barber (@celestebarber)

Efectivamente, todo el mundo podría llevarlo si quisiera. Y, quizás, si nos acostumbráramos a ver tanto en la playa como en los medios de comunicación una mayor diversidad corporal, las personas que no encajan en la norma no tendrían que aguantar comentarios y miradas despectivas. Precisamente por la falta de visibilidad y sus consecuencias (como puede ser la gordofobia) tampoco podemos responsabilizar a nadie individualmente de la lucha para un cambio real de perspectiva.

La reacción, en memes

Lo cierto es que los gifs y memes en referencia al bañador nos han alegrado el día, pero también cabe preguntarse: ¿Qué es lo realmente ‘negativo’, el bañador o la idea de «cuerpo perfecto» al que se supone que le quedaría bien?



El tuit de Alana tiene ya 41.300 ‘me gusta’ y 2.100 ‘retuits’. Por lo que hemos visto haciendo una simple búsqueda en Google, el bañador en cuestión está disponible en más de una tienda online. ¿Crees que alguien ya se lo habrá comprado? Solo queda esperar para ver si este verano alguien lo lleva en la playa…

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.