Parece el argumento de una película de ciencia ficción, pero es completamente cierto: un equipo de científicos rusos ha logrado revivir este 2021 un pequeño organismo que se congeló hace nada más y nada menos que 24.000 años en Siberia.

mad scientist explosion GIF

Y… ¡sorpresa! No es la primera vez que ocurre algo así. Hace unos años, se descubrieron semillas congeladas de una planta que crece en el norte de Japón y en Siberia y que se encontraban en la madriguera de unas ardillas. Un equipo ruso logró regenerar 36 especímenes tras determinar que tenían una edad de entre 20.000 y 40.000 años. Cuando crecieron, pudieron ver que sus pétalos eran más largos y más espaciados que los de las plantas actuales de su misma especie, la Silene stenophylla (de la familia del clavel).

¿Una buena noticia?

Por otro lado, en 2018, un grupo de científicos de la misma procedencia comprobó cómo algunos nematodos (pequeños gusanos) del plesitoceno volvían a la vida después de 40.000 años. No obstante, aunque todas ellas parezcan buenas noticias, no hay mucho por lo que alegrarse: estos hechos se relacionan directamente con el cambio climático, que acelera el deshielo del permafrost (capa de suelo permanentemente congelado) en las regiones árticas.

Existe un riesgo altísimo derivado de la liberación de organismos que han permanecido aislados, tal y como comentan en ABC, ya que estos «pueden alterar el medio ambiente o incluso afectar a la salud humana».

El último resucitado

Esta vez, los protagonistas de la última resurrección milenaria son a su vez la especie más antigua de organismo multicelular capaz de reproducirse asexualmente, y se llaman ‘rotíferos bdeloideos’. A pesar de esa condición, se sabe que se han diversificado en más de 300 especies y que son bastante parecidos a otras especies de rotíferos que sí se reproducen sexualmente.

Pueden encontrarse en tierra, árboles, musgo, suelo y agua (principalmente agua fresca), pero lo que está claro es que tienen una increíble resistencia a cualquier ambiente extremo.

El equipo de científicos los halló a más de tres metros de profundidad en el permafrost del río Alazeya, al noreste de Siberia. Hasta el momento de encontrarlos se creía que este organismo solo podía vivir entre 6 y 10 años congelado… pero se han dado cuenta de que son muchos miles de años más los que puede aguantar. Se cree que, para ello, tienen alguna especie de mecanismo que protege sus células y órganos a temperaturas muy bajas. Ahora, los científicos están investigando sobre ello congelando algunos rotíferos actuales.



En un comunicado para la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, el investigador ruso Stas Malavin afirmó que esta «es la prueba más grande que hay hasta el momento de que los animales multicelulares pueden sobrevivir miles de años en criptobiosis, el estado de metabolismo casi completamente detenido».

De momento, como vemos, los científicos y científicas solo han podido revivir algunos microorganismos. Pero no podemos evitar hacernos muchas preguntas existenciales… ¿Seremos capaces de resucitar animales más grandes en un futuro? ¿Deberíamos dejarlos en paz? ¿Servirán este tipo de descubrimientos para saber cómo congelar tejidos humanos?

Aquí os dejamos a este fascinante ser:

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Vix.com