Ver las casas de los famosos y famosas a veces puede no resultar demasiado sano, ni siquiera cuando se tiene plena consciencia de que estas personas son increíblemente privilegiadas profesional y económicamente hablando… y de que probablemente ni en toda una vida ganemos lo que una estrella de Hollywood puede llegar a ganar en un mes.

Por este motivo, hoy avisamos de que el contenido que se expone a continuación puede herir sensibilidades. Y así creemos que debería hacerse siempre que se enseña el hogar de una cantante, una actriz, un modelo, un futbolista… En esta ocasión, ha sido la modelo y actriz londinense Cara Delevingne la que ha decidido abrir las puertas de su mansión en Los Ángeles y ha dejado boquiabierto a medio mundo.

La revista Architectural Digest le ha dedicado su última portada y un completo reportaje a este espacio tan peculiar, no tanto por el tamaño (aunque obviamente es gigantesco), sino más bien por los detalles que lo caracterizan y lo convierten en prácticamente un museo o un parque de atracciones personalizado para la joven.

La casa fue construida en 1941, pero cuando Cara la adquirió no tenía nada de lo que tiene ahora. De hecho, estaba toda pintada en un sencillo blanco y negro. Imaginamos que con la ayuda de decoradores de interiores y arquitectos ha logrado darle un vuelco espectacular. La pregunta es… ¿Qué podemos encontrar allí exactamente?

Salas personalizadas y temáticas 

  • La sala de música: esta sala está llena de instrumentos tales como una batería, un piano transparente, guitarras firmadas por artistas como David Bowie… ¡casi nada! La artista dice que allí puede tocar también la gente que la visita.
  • La sala de póquer: inspirada en la obra del director David Lynch, este rincón tan especial está decorado ‘todo al rojo’. Dan bastantes ganas de echarse una partida con Cara, la verdad.
  • Las paredes: muchas de las estancias de esta casa tienen papel pintado en la pared hecho por la firma italiana de lujo Gucci. Una de ellas tiene un estampado de flamencos rosas que llaman bastante la atención.
  • La sala sexual: tiene todo lo que podáis imaginar. Una cama redonda, sábanas de seda, un columpio, esposas, cadenas… un poco a lo Cincuenta sombras de Grey, pero en este caso Grey es Cara.
  • La cocina: esta parte de la casa está pintada de azul y tiene su propio asador de pollos, aunque tal y como especifican en 20 Minutos «la modelo reconoce no haberlo usado nunca».
  • Extras: una máquina pinball Playboy, un «túnel de la vagina» que conecta dos habitaciones, una ducha de vapor al aire libre, un armario de zapatos gigante, una mesa de billar, una puerta secreta, una alfombra de tigre, una pared son sombreros, un armario de disfraces, una piscina de bolas, una sala de cine, un bar que parece una jungla, una cabaña ‘loca’ e incluso trampolines empotrados en el suelo.

¿A quién le han entrado muchísimas ganas de visitar esta casa? ¿Cuánto crees que habrá costado esta mansión de juegos adultos?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.