Todos los que estamos leyendo esto, probablemente, en algún momento de nuestras vidas, hemos pasado por un momento en el que los nervios nos juegan una terrible mala pasada. No tiene por qué ser algo catastrófico, pero sí es probable que, por no poder controlarlos, acabemos haciendo algo vergonzoso.

Pero es que cualquier cosa que nos haya podido pasar queda en un segundo plano si tenemos en cuenta lo que le pasó al protagonistas de nuestra historia de hoy, un hombre de los Estados Unidos que consiguió meter la pata hasta el fondo el día más importante de su vida: el de su boda.

Fue la usuaria de TikTok Taylor Loren la encargada de publicar el vídeo en la red social hace ya unos días y, como comprobaréis ahora, este no tardó en viralizarse… y el motivo es más que evidente: es la metedura de pata del año.

El novio, mientras esperaba que la novia acabase de hacer su recorrido hasta el altar, decidió que lo mejor era sacar su teléfono móvil y ponerse a echar un vistazo a sus notificaciones. El marido estaba emocionado, de eso no hay duda, pero es innegable que el gesto resulta verdaderamente frío y fuera de lugar.

El vídeo se titula con mucho acierto: «Esposo del año», y la autora escribió lo siguiente: «Hoy hace 4 años caminé por el pasillo para casarme con el amor de mi vida. Fue uno de los momentos más importantes y emocionales de nuestra vida y mi esposo hizo lo más romántico… «, escribió ella mostrando el momento exacto en el que su marido solo está mirando la pantalla de su aparato.

Al principio del clip, él está mirando embobado a su novia, con las lágrimas a punto de saltarle de los ojos. La cosa es que, de repente, en un giro imprevisto de los acontecimientos, saca el móvil y se pone a mirarlo como si nada. Y es que los nervios, sobre todo el día de nuestra boda, son muy malos consejeros.

La mayoría de los comentarios del vídeo van en la misma dirección: “Yo me hubiera dado la vuelta y me hubiera ido” o “Boda cancelada o divorcio”, señalaban algunos. Lo cierto es que, por lo visto, el hombre corrió con más suerte de la prevista y acabó consolidando el matrimonio… pero por los pelos.

Otro usuario, en un momento de gran clarividencia, apuntó a una cosa de lo más interesante: “Probablemente tenía los votos en el móvil. Tranquilos”. Es una explicación plausible y lo cierto es que muchos usuarios han apoyado esta teoría.



En este preciso momento el clip ya acumula casi 3 millones de reproducciones, por lo que puede considerarse todo un éxito. Ella, de hecho, hizo un segundo vídeo en el que le preguntaba a su marido qué miraba, a lo que este respondió con ironía: “Las cripto nunca duermen”… por lo que, de momento, nos quedaremos con la incógnita.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto? ¿Qué pensáis que estaba mirando ese hombre en el móvil? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.