Marina García ha aprovechado su vídeo de Mtmad de este lunes para hablar del tema más recurrente en su vida: sus retoques estéticos. «Es un tema que me preguntáis, pero también por el que se me critica bastante», explicaba la extentación en su vídeo.

La exconcursane de ‘La Isla de las Tentaciones’ nunca ha ocultado su gusto por los retoques estéticos y no es ningún secreto que, a sus 22 años, ya se ha realizado unos cuantos y que, de hecho, piensa seguir realizándose todos los que considere. Pero ahora tocaba ir al origen de todo esto.

Su primer gran complejo

«La primera cirugía que me realicé fue de la parte que he tenido siempre complejo, y de la única: de la nariz», explicaba la influencer. «Tenía el tabique desviado, sangraba, no respiraba bien, tenía el caballete algo pronunciado. Pero lo peor es que, cuando hablaba, se me movía la punta. Feísima, había sacado toda la nariz de mi padre, horrorosa».

Ella reconoció que la operación no resultó nada fácil y que tuvo un postoperatorio bastante malo. Y lo peor estaba por llegar: cuando su nariz se deshinchó, el resultado no fue el deseable: «todo se puso en su sitio y yo seguía teniendo la nariz torcida, seguía sin respirar bien, me empezó a salir un boquete en el puente».

Y es que precisamente esto es lo que explica su más reciente operación: «Por eso, me operé hace poquito», se justificaba la televisiva. «Yo no me opero porque sí, porque se me antoje, porque quiero ser perfecta. No, yo me operé de la nariz porque la tenía fatal».

A lo hecho, pecho

El siguiente punto fue el tema del pecho… y es que, como bien ya sabréis, ella los tiene operados desde hace tiempo: «Decidí operarme del pecho porque sí, porque se me antojó. Yo me veía que no tenía nada de pecho, no me quedaba bien nada». El problema llegó cuando, después de la operación, uno de sus pechos se quedó más alto que el otro. Le dijeron que con el tiempo bajaría… pero la cosa no resultó así.

«A los dos años o dos años y medio, le dije que me volviera a operar porque eso no bajaba y la tenía deforme. Así que me operé de un solo pecho», contaba Marina sin tapujos.





Otros pequeños ‘retoques’

García también ha hablado de sus ‘pinchazos’ en los labios: «En total me he pinchado tres veces el labio, porque la última vez fue hace dos años y medio y no sé qué ácido me pusieron que no se me iba», aseguraba la colaboradora de Mediaset que, por lo visto, no ha tenido demasiada suerte con los quirófanos.

Y es que ella defiende que no se hace nada ‘por capricho’ y que solo pasa por quirófano si lo ‘necesita de verdad’: «Si me retoco algo es para mejorar, no para empeorar, entonces yo sé cuál es la línea que no tengo que sobrepasar», aseguraba.

Como último detalle, Marina contó que, cuando tuvo el problema con la primera operación de nariz, se inyectó ácido hialurónico para intentar solucionar el tema… pero no lo consiguió.

A vosotros, ¿qué os han parecido todas estas historia de Marina? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥