La relación entre Isabel Pantoja y su hijo, Kiko Rivera, ha conocido días mejores. La guerra abierta que mantienen estos dos desde hace meses no para de dar giros inesperados y, como ya habréis leído en el título, recientemente hemos vivido uno de los más bruscos de toda esta historia… y es que parece que esto ya no tiene solución posible.

Y es que, mientras nosotros estábamos disfrutando de los primeros calores del verano (demasiado altos, si me permitís la observación), la tonadillera estaba iniciando los trámites para desheredar a su hijo mayor. Y es que parece que la reconciliación entre estos dos es más que imposible.

La herencia envenenada

Según informaba el programa ‘Socialité’ este pasado fin de semana, Marta, expareja de Juan Pantoja y, por lo tanto, excuñada de la cantante, dio la información de que Isabel ya se habría puesto en contacto con sus abogados para iniciar los trámites correspondientes para llevar a cabo el proceso en contra de su hijo Kiko.

El proceso tendría como objetivo que los herederos pasasen a ser directamente los nietos de la tonadillera pero estos, al ser todavía menores de edad, necesitarían un tutor legal designado… y todo apunta a que este será el hermano de Isabel, Agustín Pantoja.

El tercero en discordia

Y es que este movimiento no habría hecho más que enfadar todavía más a Kiko quien, recientemente, se ha ido a los tribunales con su tía Agustín, al que acusa de tres delitos penales: apropiación indebida, estafa y administración desleal; parece que estas próximas Navidades van a ser moviditas.

Hay que tener en cuenta que Isabel Pantoja no puede decidir sobre la parte de la herencia que a Kiko Rivera le corresponde por su padre, pero sí puede actuar por la suya. Y sería esta la vía que habría encontrado para ‘hacerle daño’ a su primogénito.

Un berenjenal bastante complejo

En el programa de sobremesa de Telecinco explicaron que Kiko todavía tendría la parte legítima de su herencia… pero esta se habría visto muy reducida: «a Kiko Rivera le seguiría correspondiendo la herencia legítima por ser hijo de Isabel Pantoja, pero este sería un porcentaje mucho menor al que le tocaría en ese testamento inicial».



Según apunta ‘Socialité’, este proceso de desheredar a Kiko habría comenzado con la demanda de él hacia Agustín, en la cual Isabel ha sido citada como testigo. Esta habría sido la gota que habría colmado el vaso.

Según señala también la expareja de Juan Pantoja, Isabel tendría miedo de que Kiko ‘malgastase’ toda la herencia: «Todo lo que ha hecho, el tema de la herencia, el no querer darle las cosas de su padre, es para que él no caiga en la tentación de malvender los trajes o coger el dinero y gastárselo», aseguraba Marta.

¿Protección o venganza?

Según Marta, Isabel está ‘actuando como madre’: «lo que está haciendo es protegerlo, ¿eso no lo ve él?», se cuestionaba. Kiko, protegido o no, no parece estar muy contento con la decisión de su madre.

La excuñada de Isabel, finalmente, tachó la actitud de Kiko con su madre de la propia de un berrinche: «un niño consentido que todo lo ha tenido, y de algún lado tiene que sacar el dinero para llevar el nivel de vida que él lleva», señalaba.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido toda esta polémica? ¿Creéis que hay alguna forma de que esto llegue a buen puerto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.