Si algo hemos acabado de descubrir con todo el tema de la pandemia es el mundo de las compras por Internet. Este formato de compra ha estado muy presente en nuestras vidas en los últimos años, pero no ha sido hasta que nos hemos quedado confinados en nuestras casas que le hemos sacado partido de verdad.

Anchor Point mobile marketing facebook GIF

Las compras online han sido unas grandes aliadas en momentos en los que quedarse en casa era vital para nuestra salud, eso es algo que no podemos negar. Pero lo cierto es que no todo lo que brilla es oro y, además de animaros a que también consumáis en los pequeños comercios de vuestros barrios, hoy veremos otra de las desventajas de no ver en directo lo que compramos.

No es oro todo lo que brilla

Y es que, cuando compramos algo de ropa o algún tipo de complemento, lo más probable es que no llevemos una gran decepción. Si ya en las tiendas, en persona, nunca nos convence nada, si solo tenemos como referencia una foto y la descripción del vendedor… la cosa puede complicarse más.

Mtv Style Film GIF by Paramount Movies

Esto lo experimentó de primera mano una clienta de la web Shein, la cual adquirió un complemento descrito como “gargantilla con diseño floral” que, según las fotografías de la web, quedaba perfectamente adaptada al cuello.

El producto le costó tan solo 1,50 euros a la clienta y, cuando le llegó a su casa, no pudo con el disgusto: se lo probó y, como se puede apreciar en la foto que os dejamos más abajo, lo de que se ajustase al cuello… pues como que no.

Ella no dudó en dirigirse a la web para expresar su disconformidad con el producto y, aunque el comentario data del pasado 2 de marzo, ha sido ahora que se ha viralizado en esa maravillosa red social que es Twitter:



“Ni de coña es tipo gargantilla. Hay que tener el pescuezo de Fernando Alonso para que te quede así de ajustado. Me queda super suelto”, escribía la descontenta clienta, adjuntando una foto en la que se apreciaba el tamaño del collar… y sí, queda muy suelto.

La crítica se ha hecho viral gracias a la usuaria @itsniallgrier y, como viene siendo habitual en este tipo de publicaciones, se desató un torrente de comentarios y memes que no tienen ningún desperdicio y que os compartiremos a continuación:

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto? ¿Alguna vez os ha pasado algo parecido al comprar por Internet? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.