A veces no es fácil mantener la calma y evitar que los nervios se apoderen de nosotros, ya que si pensamos en escenarios como, por ejemplo, perder el tren el día de una entrevista de trabajo o ver nuestra casa en llamas, lo mínimo que nos puede pasar es que nos suden las manos y todo el cuerpo, en general. Sin embargo, para algunas personas ni siquiera estas situaciones tan extremas podrían sacar su nerviosismo a relucir.

Hoy os traemos una galería de personas que se las manejaron para mantener la calma en situaciones muy extremas y arriesgadas… ¿Os lo vais a perder?

1Está con el agua en el cuello

Yo no le haría esperar mucho…

2Ya entiendo para qué quería tanta agua el bombero

No soy mecánica, pero pongo la mano en el fuego en que el motor está demasiado revolucionado. Sin duda alguna.

3Relatos salvajes… muy salvajes

Dirigida por Robert B. Weide.

4La familia es lo primero, pero la salud también

Pues al final les ha quedado un buen fondo fotográfico y sin más precio que el de poner su vida en peligro.



5El castigo de cara a la pared se nos ha ido de las manos

Ahora el rincón de pensar consiste en ver el cuello cabelludo de todos tus compañeros y compañeras.

6Un maestro del sigilo

Como estrategia de venta y marketing es realmente brillante, ya que se ha llevado nuestra atención y la de los demás transeúntes.

7El típico selfie en el baño, pero con un trágico giro

Solo esperemos que no acabe como Edd Stark.

 

8Y así se intenta sacar a flote un barrio

Esto de que una inundación te dé los buenos días no deja dormir bien a nadie.

9No les aguantes la mirada, no les agu…

Y yo esperando que el pequeño estuviera disfrazado de sol.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: laguiadelvaron