¿Tatuajes con las caras de tus hijos? ¿Frases o palabras con errores ortográficos? ¿Una cara sonriente en el trasero fruto una borrachera? Uno puede meter la pata hasta el fondo de muchas maneras con este tema, pero, al fin y la cabo… nadie mira ni se acuerda tantísimo de sus tatuajes. Arrepentirse se concibe como algo muy negativo y a veces no lo es tanto. Simplemente significa que has cambiado o evolucionado.

Tattoo Ink GIF

Sin embargo, si quieres evitar eso a toda costa, debes saber que existen profesionales que lo tienen muy en cuenta. El tatuador brasileño Rodrigo Tas., de 20 años, asegura que su clientela rara vez se arrepiente de sus trabajos gracias a las sesiones informativas que realiza previamente. El joven, que ha tatuado en varias ciudades del mundo, le da la oportunidad al cliente de que explique la historia que hay detrás del tatuaje y de que le dé instrucciones sobre el estilo, el acabado, los colores y el tamaño. También afirma que a veces recibe solicitudes para tapar tatuajes, y que estos suelen ser «diseños copiados de Internet». 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Rodrigo Tas (@rodrigotas)

Para Rodrigo, un tatuaje es un proceso colaborativo. Primero es importante que su cliente revise bien su portfolio y entienda si conecta o no con su estilo. En segundo lugar, se elabora el briefing. Por último, el artista hace el diseño. «La mejor sensación es cuando, al final de un proceso agotador, al mirar el tatuaje terminado en el espejo, tanto el artista como el cliente sonríen el uno al otro, felices y orgullosos», comentaba el profesional para Boredpanda.com.

Otro tatuador profesional llamado Alex Alvarado explicó que la gente tampoco suele arrepentirse de sus tatuajes. «Hacen sus deberes y se aseguran de que lo que quieren, lo quieren de por vida», explicaba. Además, desvelaba que la mayoría de arrepentimientos son fruto de la improvisación, el capricho y las borracheras. Alex advierte que hay casos concretos en los que podría negarse a tatuar: «cualquier cosa ofensiva, racista, sexista, etc. (…) lugares muy visibles, como las manos, el cuello o la cara, si el cliente no está ya muy tatuado».

A continuación, te mostramos unos cuantos casos en los que ciertas personas pueden estar muy orgullosas de sus tattoos… o todo lo contrario.

1Bob Esponja

Padres: Te arrepentirás de este tattoo cuando seas mayor. Yo: tE aRrePentiRás de eSte taTtoO cUaNdo seAs mAyoR.

2Pikachu

Ellos: ¿sabes que es permanente, verdad? Yo:



3El vestido

¿Recordáis el famoso vestido que algunos veían blanco y dorado, y otros negro y azul? Pues eso.

4Gangnam Style

¿Por qué alguien se haría un tatuaje de Gangnam Style?

5Juego de Tronos

El invierno se acerca… Y el guantazo de tus padres, también.

6Pandemia

Nosotrxs tampoco olvidaremos nunca las guerras en el supermercado por el papel higiénico durante los meses de confinamiento.

7Memes

Hay quienes se han tomado muy, muy en serio el tema de los memes.

8Fanatismo nivel Dios

La prueba gráfica de cuando se te va de las manos el ser fan de alguien…

…o algo.

9‘Call me maybe’

Seguramente el alcohol tuvo algo que ver.



Por último, os dejamos un vídeo de la cuenta de Tiktok @tarynitupppp en la que una mujer explica la historia de su peor tatuaje:

Y vosotrxs… ¿lleváis algún tatuaje del que os hayáis arrepentido? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.