Una de las consecuencias de la pandemia ha sido el hecho de que muchísima gente ha empezado a hacer del teletrabajo su modo de vida profesional. Hay quienes están felices con ello y quienes no tanto: todo depende de la necesidad de socialización que tenga una persona y del espacio del que se disponga para estar cómodo/a. Y es que no todo el mundo tiene el privilegio de vivir en un piso o casa con un amplio despacho propio y vistas al exterior, aire acondicionado o calefacción, etc.

Working Jim Carrey GIF

Si todo esto te resuena y estás hartándote de ese estilo de vida laboral, tenemos una buena noticia para ti: los gobiernos de dos municipios italianos han decidido pagar la mitad de alquiler a las personas que teletrabajen desde allí, según informó hace unos días la CNN. De esta manera, Italia mata dos pájaros de un tiro, ya que continúa su camino para emerger de la ola pandémica reubicando a la gente en zonas previamente despobladas con menores tasas de contagio.

Lo cierto es que mudarse a un bucólico pueblo italiano suena genial, pero… ¿qué hay detrás de todo esto? ¿Y qué condiciones se requieren exactamente?

Santa Fiora

Este municipio de la Toscana se ubica en la reserva natural de Monte Amiata y está cerca de otros pueblos y ciudades como Montepulciano y Siena. En él solo viven 2.500 personas, así que el alcalde ha decidido apostar por la tecnología para revitalizar su localidad natal. Para lograrlo, ofrece 200 euros al mes o el pago del 50% del alquiler (los alquileres oscilan entre 300€ y 500€) a quienes se queden un mínimo de dos a seis meses (aunque puedes quedarte el tiempo que quieras).

En el sitio web Vivinpaese se anuncian alquileres, contactos de todo tipo de servicios y agencias inmobiliarias locales para facilitar el trabajo de búsqueda a los futuros residentes de Santa Fiora. Además, si quieres invertir en el sector turístico local, podrías recibir hasta 30.000€ (¡y hasta 1.500€ por cada bebé que tengas allí!).

Por el Internet no tendrás que preocuparte. El municipio dispone de fibra de alta velocidad y de varias «estaciones de trabajo». ¿Qué debes hacer?

  • Enviar un documento detallando qué haces para ganarte la vida junto a un formulario de solicitud
  • Enviar un comprobante de alquiler con los detalles del contrato y tu nueva dirección
  • Enviar los recibos del alquiler a la oficina del alcalde para poder cobrar posteriormente los 200 euros mensuales o ese 50%

Rieti

La llamada «Venecia de agua dulce» o «el ombligo de Italia» es la opción perfecta si eso del mundo rural no te acaba de convencer. Se encuentra cerca de Roma, es una de las ciudades más grandes de la región de Lazio y tiene ya unos 50.000 habitantes. Sin embargo, el alcalde asegura que se está produciendo una fuga de jóvenes hacia la capital y que, por tanto, están un poco estancados.



Para aprovechar la oportunidad en esta ciudad tendrás que comprometerte a quedarte un mínimo de 3 meses. Como ventaja, podrás recibir vales para pagar el alquiler durante más de 6 meses (los precios van entre los 250€ y 500€). Además, podrías mudarte también a las aldeas rurales cercanas y utilizar el bono. ¿Qué necesitas?

  • Una carta de tu jefe en la que se indique tu condición de trabajador/a a distancia (si eres autónomo/a puedes simplemente especificarlo y describir tu trabajo)

¿Crees que en España deberíamos tomar ejemplo para evitar la despoblación rural? ¿O prefieres irte al país vecino y aprender otro idioma?

Si te ha gustado este artículo recuerda que más abajo puedes disfrutar de otros que, con casi total seguridad, te resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.