A veces, la palabra «maltrato» asusta tanto que no queremos siquiera pensar que podamos tener algo que ver con ella. Si bien no es cuestión de normalizar ninguna conducta abusiva, está bien que entendamos que quizás en alguna ocasión hemos estado en uno de los dos lados. De esta manera puede llegar a resultar más fácil buscar soluciones y evitar que la situación se agrave.

De hecho, el problema en muchas ocasiones es precisamente ese: que en nuestro imaginario, los maltratadores son ogros y las víctimas llevan un ojo morado. Aunque muchas veces esa escena se convierte en una horrible realidad, muchas otras hablamos de algo que no llega a dejar marcas físicas… sino mentales y emocionales.

En esta ocasión traemos algunas de las frases que se utilizan para llevar a cabo la técnica bautizada como «luz de gas» (gaslighting en inglés), término que proviene de la obra de teatro de 1938 ‘Gaslight’, de Patrick Hamilton. La «luz de gas» se trata de una técnica de manipulación que consiste en hacer que otra persona empiece a cuestionárselo todo: sus sentimientos, sus recuerdos, su razón y su realidad.

Al tratarse de algo aparentemente sutil, es difícil detectarlo. Por este motivo, la persona que la emplea acaba teniendo más poder en la relación y la persona que lo sufre acaba creyendo que su versión de los hechos es incorrecta.

lauren duca chelsea show GIF
Esta técnica se utiliza también para acusar a otra de algo que no es cierto con el fin de ocultar lo que se está haciendo y no asumir la responsabilidad de una mala acción, según la psicoterapeuta Beverly Engel (autora de The Emotionally Abusive Relationship).

«Eso nunca ha pasado»

Según la trabajadora social y especialista en tratamiento de traumas Lisa Ferentz, con esta frase se acaba sembrando la duda en la otra persona aunque los hechos parezcan a priori objetivos.

«Eres demasiado sensible»

Si alguien intenta deslegitimar e infravalorar siempre lo que sientes, ten cuidado. Esta frase puede llegar cuando alguien expresa su dolor o decepción por algo que ha hecho la otra persona (como puede ser un comentario despectivo delante de otras personas) y puede venir acompañada de un «estás exagerando». Uno/a acaba dudando de sus propias percepciones.

university memory GIF

«Qué mala memoria tienes»

Es totalmente normal olvidar ciertas cosas. Sin embargo, hablamos de cuando una persona pone constantemente en duda la memoria de otra para tenerla bajo su control y crear dependencia.



“Siento mucho que pienses que te he hecho daño”

Aunque pueda parecer una disculpa, no lo es. La frase indica que se está culpando a la otra persona por «malinterpretar la situación». Según la psicóloga B. Nilaja Green, es otra forma más de rechazar la responsabilidad afecta.

crazy cuckoo GIF

«Estás loca y no soy el único que lo piensa»

A lo largo de la historia, la locura y la histeria se han asociado sobre todo a las mujeres. No es casualidad que, aun a día de hoy, hayan tenido que escuchar un sinfín de veces esa frase en relaciones de maltrato. Puede ocurrir incluso que se haga creer a los demás que esa persona que está contigo es mentalmente inestable para desacreditarla, distanciarla y aislarla de su red. Como comenta Ferentz, una vez que la víctima se queda sin autoestima, puede empezar a dudar de su propia cordura y racionalidad.

«Si ya sabes como me pongo»

Según Thomas, «al decirle a la víctima que debería haber sabido lo que iba a pasar, el maltratador la culpa no solo por intentar plantarle cara, sino también por la reacción que ha provocado en él». 

¿Cómo salir de ahí?

La psicoanalista Robin Stern asegura que, en función del tiempo que lleves en esta dinámica tóxica, puede resultar «extremadamente difícil» salir de ella. No obstante, queremos exponer aquí algunas técnicas que quizás puedan ayudarte:

  • Haz caso a tu instinto. “Cuando sientas esa tensión en la boca del estómago o cierta incomodidad ante una situación concreta, no deseches el pensamiento solo porque otra persona te diga que lo hagas”, advierte Green.
  • Guarda el historial de conversaciones o escribe sobre lo que ocurre. Esto te ayudará a discernir realidad de ficción y a ser consciente de la manipulación de la otra persona.
  • No está claro si lo mejor es señalar el comportamiento de la otra persona o no. Incluso las expertas se contradicen en esto. Quizás, si estás a tiempo, puedas hacer que la otra persona se dé cuenta de que tiene un problema y acepte ir a terapia. Si no, podrías correr el riesgo de agravar la situación y ponerle a la defensiva.

group hug love GIF by Bounce

  • Apóyate en tus amistades y familia. ¿Has dejado de ser tu? Seguramente te lo estén intentando comunicar. Pedir ayuda no nos hace débiles, sino al contrario… y tu red será importantísima para salir de ahí.
  • También puedes buscar ayuda profesional psicológica. Todavía no hemos roto del todo con el estigma que supone ir a terapia, pero créenos: te puede ayudar más de lo que piensas.

Por último, os dejamos con varias escenas de Joe siendo ultra-mega-super tóxico en ‘You’:

Y tú, ¿te reconoces en alguna de las dos posiciones? ¿Qué crees que podría ayudar a evitar la «luz de gas»?

Si te ha gustado este artículo recuerda que más abajo puedes disfrutar de otros que, con casi total seguridad, te resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: Huffington Post