En muchos lugares del mundo, entre ellos España, la muerte se concibe como algo sumamente triste y desolador. De hecho, es uno de los temas más tabú que existen hoy en día en nuestra sociedad, a diferencia de otras culturas en las que «el último adiós» de un ser querido se celebra a lo grande y se habla sin problemas.

Disney Pixar GIF by Disney+

Por este motivo, nos hemos acostumbrado a leer en los diarios nacionales y locales multitud de esquelas con mensajes teñidos de dolor y tragedia. Sin embargo, cabe preguntarse… ¿por qué no dejar volar la imaginación en tus últimas palabras y romper con la seriedad del momento?

Ya sea en forma de reproche o de broma, las esquelas originales se han convertido en todo un clásico de las redes sociales. Algunos tienen como hobby buscarlas para leerlas y compartirlas, otros tienen como hobby redactar la suya propia antes de estirar la pata. Si tú también estás pensando en hacer esto último, recuerda dejarla pagada antes de viajar al otro lado (sobre todo si en ellas vas a criticar a algún familiar o amigo).

Las esquelas más virales de los últimos años nos han despertado las ganas de pensar qué pondríamos nosotros mismos cuando nos llegue la hora de decir adiós. Entre las más memorables recordamos la del sevillano Manuel Díaz Muñoz, cuyo grupo de amigos escribían: «Manolo, no nos esperes levantado, ya iremos llegando… tú a tu aire». Seguramente, Manuel tenía sentido del humor y unos amigos bien cachondos.

En el año 2011, el futbolista vasco Mikel Marroquin falleció en el mar a la edad de 25 años. Sus allegados quisieron recordar el carácter jovial del chico, así que escribieron: «Yo, Mikel Marroquin, os invito hoy a mi última fiestuki en la Iglesia de San Marcial a las SIETE Y MEDIA de la tarde. Abstenerse gente triste». 

En Twitter, un usuario compartía la esquela de E. de Zarauz por su originalidad. El hombre fallecido rogaba que no le enviaran flores ni coronas, pero pedía un donativo para Médicos sin Fronteras. Cerraba el comunicado diciendo: «Gracias a todos. Me lo he pasado muy bien». Hace poco se hacía viral también otra en la que el difunto, Don Alfonso Senra Vázquez, «invitaba» a sus seres queridos a beber y a emborracharse en su honor.

Una despedida cortante

Una vez más, El Faro de Vigo publicaba la esquela potencialmente viral de un hombre que, antes de fallecer, ya tenía claras las últimas palabras que dejaría escritas en este mundo. Su nombre era Don Antonio Martínez Barreiro y tenía 92 años. La esquela empieza con la información sobre el fallecimiento y especifica los datos del velatorio y el entierro, como ocurre casi siempre. Sin embargo, al final, puede leerse lo siguiente:



«Hermanos y familia que no se han preocupado en todos estos años, que no se molesten en venir»

La verdad es que no sabemos si este hombre se había ganado enemigos en su propia familia por como era o por algo que él mismo había hecho; o si, por el contrario, el mensaje expone a sus allegados como personas que lo habían dejado envejecer en soledad (algo que realmente ocurre en muchos casos).

Y tú… ¿Por qué crees que el hombre dejó un mensaje como ese? ¿Has pensado alguna vez qué pondrías en tu propia esquela?

happy joe dirt 2 GIF

Si te ha gustado este artículo recuerda que más abajo puedes disfrutar de otros que, con casi total seguridad, te resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.