Hacerse famosa en la televisión es el sueño de muchas personas que, por el motivo que sea, ven en ese mundo una oportunidad de conseguir mucho dinero y repercusión… pero esto no siempre es tan bonito como parece.

Puede que consigas hacerte un nombre en la pequeña pantalla y, un buen día, suene tu teléfono y, desde el otro lado, una voz te invite a ir a ‘Supervivientes’. Y entonces debes pensártelo muy, pero que muy bien.

Se trata del reality más extremo de nuestra televisión y eso es algo que, por más famoso que seas, no te ayudará a pasar menos hambre y penurias cuando estés tirado en medio de una isla remota en República Dominicana. Y de todo esto es que se está dando cuenta Melyssa Pinto, la protagonista de nuestra historia de hoy.

Melyssa, completamente rota

La catalana, conocida por su paso por ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ y ‘La Isla de las Tentaciones’, lleva ya más de un mes enfrentándose a las inclemencias del reality y, como veréis a continuación, su cuerpo no ha aguantado más.

Melyssa ha demostrado, a lo largo de estas semanas, se una verdadera superviviente: ha aguantado el hambre y las inclemencias del tiempo con entereza y valentía, siendo una de las concursantes más luchadoras en las pruebas físicas. Pero, lamentablemente, no somos de hierro y, finalmente, la mala vida le ha pasado factura en forma de una gastroenteritis bastante complicada.

Las inclemencias pasan factura

Ayer mismo en ‘Supervivientes: Tierra de nadie’, pudimos ver cómo Melyssa tuvo que ser evacuada de la isla. La portuguesa, que está conviviendo con Tom Brusse, su expareja, en la isla (que eso ya es motivo para ganar el concurso), pasó una noche de auténtico tormento: vómitos constantes y diarrea.

Ella misma confesaba a Olga, su compañera, que no podía más : «No me aguanto en pie»«No me gusta estar así, es que encima cuando estoy así es como que necesito a mi madre», se lamentaba.





Evacuada y bajo observación

En ese momento, los paramédicos del programa acudieron a su auxilio y, tras hacerle un breve chequeo in situ, decidieron que lo mejor era llevársela a la Cabaña Presidencial para tenerla controlada hasta que mejorase. Más tarde, con Melyssa ya mucho más tranquila, Carlos Sobera contactó con ella para informarle de que había sufrido un cuadro de gastroenteritis aguada.

Teniendo en cuenta ese cuadro clínico, Pinto había desarrollado una fuerte intolerancia a los líquidos y a los sólidos, por lo que tenía que recibir tratamiento para no correr peligro de deshidratación: «debes quedarte en observación al menos una noche con una dieta estricta de pescado y arroz para poder tomarte la medicación», le explicó el presentador desde plató.

Melyssa, valiente como ella sola, lejos de lamentarse más por la situación que le estaba tocando vivir, quiso mandarle un mensaje de calma a su familia, asegurándoles que superaría ese bache y seguiría luchando con bravura, como lo había hecho hasta ahora: “Lo voy a conseguir, y mi familia que no se preocupe, voy a estar bien». Si esta no es la ganadora del concurso, que baje Dios y lo vea.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Creéis que Melyssa sigue siendo la favorita para ganar el concurso? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥