No es la primera vez que somos testigos de cómo el racismo puede llegar a percibirse en cualquier parte y en cualquier momento (aun hoy en día), también a la hora de buscar un lugar en el que vivir. Si ya es prácticamente imposible que este trámite salga bien siendo joven a causa de sueldos ínfimos, cláusulas abusivas en los contratos de alquiler, honorarios estratosféricos de las agencias inmobiliarias, vecinos intolerantes… todavía lo es más si te perciben como una persona racializada en España.

Stressed Aisha Dee GIF by The Bold Type

Recientemente, una joven ha convertido en viral un tuit en el que comparte unas capturas de una conversación de Whatsapp de lo más indignante. En ella, la chica está escribiéndose con lo que parece una inmobiliaria que actúa como intermediaria entre la propietaria del piso y la persona interesada, en este caso Sara Brahim. Según su propia descripción de Twitter, Sara tiene 18 años, estudia ciencias políticas en la Universidad de Granada y es saharaui. 

«¿Eres tú la de la foto de perfil?» -le pregunta el contacto. A lo que la joven responde: «Es mi madre». Sin embargo, la persona al otro lado de la pantalla no se conforma con la respuesta y sigue interrogando a Sara para obtener la información que realmente estaba buscando: «¿De dónde eres?» -continúa. «Pues he nacido aquí, en España», responde ella.

«No es por ser indiscreta, pero parece un campo de refugiados», espeta la representante de la inmobiliaria. «¿Hay algún problema?», pregunta Sara.

«Te digo algo en breve. Yo soy intermediaria», dicen para acabar. El tuit acumula ya unos 3.300 retuits y 12.500 ‘me gusta’.

Irene, la chica con la que Sara quería irse a vivir a ese piso, también compartió el tuit y añadió: «(…) ni a mí ni a mi otra compañera de piso nos preguntó en ningún momento por nuestra solvencia o por nuestra procedencia. Literalmente la ha juzgado por una foto de perfil de Whatsapp. No estoy muy segura de si puedo dar la información del nombre de la inmobiliaria pero es de Granada y si puedo la daré (…)».

No Way Reaction GIF by WWE

Además, @LaHoraTVE se ha hecho eco del caso y ha ofrecido un espacio en su programa para hablar de lo sucedido. Sara, en el momento de compartir las capturas, también se preguntaba: «¿En qué momento dejas de alquilarle una habitación a una persona por su foto de perfil? Después que no hay racismo en España, cuando todos los días nos exponemos a esto».



Como bien apuntan las dos jóvenes, la encargada de hablar con ellas no le estaba dando importancia a la solvencia económica de las estudiantes. Únicamente estaba exponiendo su racismo interiorizado y, seguramente, juzgando en base a eso. Sara ha recibido muchísimos comentarios en los que la gente ha contado experiencias similares e igual de desagradables, algo que demuestra que este episodio no es un hecho aislado, sino estructural.

La joven ha agradecido el apoyo recibido en las redes y ha cambiado también su foto de perfil de Twitter: «Pues acabo de ponerme de perfil la foto de Whatsapp, es mi madre en el 99 en los campamentos de refugiados de Tinduf, en Dajla y estoy muy orgullosa de ella. Me alegra poder visibilizar algo tan recurrente y sistemático como la problemática racista del alquiler. Mucho ánimo a todas las compañeras en esta época del año tan fea» -concluyó Sara.

¿Crees que el nombre de la inmobiliaria debería salir a la luz? ¿Has sido víctima o testigo alguna vez de algo parecido?

Si te ha gustado este artículo recuerda que más abajo puedes disfrutar de otros que, con casi total seguridad, te resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.