Daddy Yankee es el rey del reggaeton y el responsable de que llevemos años dándolo todo en las pistas de baile, en nuestras casas y donde sea. A sus 45 años, ha dedicado gran parte de su vida a la música por lo que el número de éxitos bailables que nos ha regalado es incalculable y, lo mejor de todo es que sigue en la cresta de la ola.

El artista urbano fue el invitado de lujo en el programa de ayer de ‘El Hormiguero’, donde se conectó en directo desde su casa de Puerto Rico para presentar su nueva canción, ‘El pony’. Y es que esta canción tan fresca y pegadiza está inspirada en el tema ‘El caballito’ del puertorriqueño Ismael Rivera, tal y como explicó anoche en el programa presentado por Pablo Motos.

«Crecí escuchando ese tema y pensé que algún día tenía que hacer una versión en reguetón. Es una línea donde la gente me puede conocer mi lado jocoso, vacilón, de pasarlo bien… es parte también de la ilusión de la música«, contaba el artista.

Su sorprendente cambio físico

Otro de los puntos de conversación fue la impresionante bajada de peso del cantante, algo que no pasó desapercibido para Pablo Motos: «¿Cuánto peso has perdido?«, le preguntaba. Yankee reconocía que había perdido nada más ni nada menos que 25 kilos: «he perdido 25 kilos, lo que serían cincuenta y pico libras, trabajando fuerte».

Esto no ha sido un proceso nada sencillo, y menos cuando supimos que al boricua le encanta la comida de su país. «A lo que más me ha costado renunciar es al arroz con habichuelas de aquí, de Puerto Rico, y la pizza. Soy un vicioso de esa comida», aseguraba.

Otro giro en su vida

Algo que también llamó la atención fue el detalle que destacó el artista sobre cómo le había cambiado la vida la epidemia, por ejemplo, al poder ir a un supermercado a hacer la compra, ya que llevaba 15 años sin poder hacerlo.

«Hacía años que no salía a hacer la compra, a hacer actividades sociales… pero con la mascarilla pasaba desapercibido entre la gente y eso lo disfruté muchísimo«. Eso sí, a pesar de que estaba loco por comer helados, tuvo que ‘comportarse’ y, tal y como él reconocía, «comprar mucha frutita».



El camino hacia la cima

Sus inicios en el mundo de la música no fueron nada fáciles y si hay algo irrefutable es que Daddy Yankee se ha ganado el éxito a pulso. El puertorriqueño ha logrado alcanzar el número 1 de las listas musicales de todo el mundo, pero no se olvida de dónde viene y todo el esfuerzo y sacrificio que dedicó por su sueño.

Así comparaba la industria de aquel entonces con los tiempos de ahora: «Contarlo ahora es sencillo, porque ahora tenemos las redes sociales. Tenemos esa facilidad. Pero es lo que yo digo. En un día tú puedes lograr lo que en tres décadas nos tocó hacer. Nosotros no teníamos nada de lo que esta grandiosa generación puede disfrutar. Nosotros distribuíamos nuestra música. Yo iba a hacer los casetes y tenía que salir a venderlos, y así sucesivamente. Pero eso fue lo que me llevó a comprender el negocio».

Las oportunidades no llaman a nuestra puerta, sino que son resultado de tus ganas y de tu esfuerzo, y un gran ejemplo de ello es el de Yankee. «Nosotros tuvimos que crear nuestras propias oportunidades. Es la parte dura pero bonita de los que pudimos crear una cultura a nivel mundial. Disfrutamos mucho de esta nueva generación, pero la formalización del género fue algo que trascendió más allá de los premios y la historia es bien cruda. En realidad nunca tuve una gran oferta. Yo me gané las ofertas«, concluía.

Un sueño hecho realidad

Motos también le preguntó en qué soñaba hacer durante su infancia si tuviera un millón de dólares y el puertorriqueño aprovechó por explicar lo primero que hizo con sus ganancias. «Lo primero que uno dice. Comprarle una casa a mi vieja. Y eso es lo primero que hice cuando vi el cheque. Increíble. Creo que para cualquier chaval que está en el barrio es un sueño poder comprar una casa a esa persona«.

Si te ha gustado este artículo recuerda que más abajo puedes disfrutar de otros que, con casi total seguridad, te resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño

Fuentes: 20minutos mundodeportivo