No es la primera vez que el dueño de este local «la lía» en Twitter con sus tickets de cobro. Conocido en las redes como @Pizarrín, Alberto Álvarez regenta la cafetería Avenida 55 en Logroño y ya es virtualmente conocido por su ingenio y sentido del humor añadiendo descuentos o ‘pluses’ a su clientela por diferentes motivos.

En 2019, para celebrar el «Día del Feo», decidió ofrecer un 10% de descuento a todos aquellos clientes poco agraciados. «La idea surgió porque estábamos en Instagram y veíamos que en los bares solo salía gente guapa. Y dijimos: ¿Y la fea? ¿Dónde va?», explicaba a un programa de Onda Cero por aquel entonces. Después de aquello, Alberto fue entrevistado por varios medios de comunicación. No obstante, según el Huffington Post, ahora cree que este tema se ha complicado «porque con las mascarillas todo el mundo es guapo».

Anteriormente, la cafetería había organizado más ‘eventos’ de este tipo. En una ocasión llegaron incluso a reservar un «hueco especial para cuñados» con una zona de deportes, periódicos y juegos. El propietario fue entrevistado por el noticiario en el que colabora actualmente los domingos, Rioja2, y explicó: «Si tu cuñado es un canso y no lo soportas, la cafetería Avenida 55 ha creado la primera guardería para cuñados. Un lugar donde se encontrará tan a gusto como si estuviera en tu propia casa».

eat analyze that GIF by Laff

El ticket de la discordia

Esta vez, en el ticket que ha causado tanto revuelo en las redes aparecían dos cobros: uno de 1,20€ por un café con leche caliente de soja, sin espuma y con sacarina, y otro de 20 céntimos por lo que él llama «técnicas adivinatorias aplicadas al café». El cliente que había pedido el café era un parroquiano que no sabía qué tomar. ¿Cuántas veces nos habrá pasado lo mismo a todos?

 

Alberto, sin ningún tipo de duda ni vergüenza, le ha ofrecido adivinarlo a cambio de cobrarle una pequeña comisión. El cliente ha aceptado, así que todo ha sido absolutamente consensuado. Aun así, hay quienes han decidido tomárselo demasiado en serio y han criticado al dueño en las redes, advirtiéndole incluso acerca de la ilegalidad del asunto. Pizarrín ha decidido responder con ironía diciéndoles que no se preocupen, que puede hacerles un descuento por feos y así anular el cargo. Además, recuerda que sus clientes son de confianza: «con el cachondeo te dicen ‘si al final vas a tener que cobrar por adivino’ y le he puesto el cargo en el ticket y se lo he dado».

Hace 18 años que abrió esta cafetería. Evidentemente, las restricciones a bares y restaurantes impuestas durante la pandemia han hecho que tengan que apretarse el cinturón ellos también. Sin embargo, este propietario afronta los problemas con alegría y optimismo. Sabe que la suya es una cafetería familiar y que la mayoría de sus clientes son amigos y conocidos, por eso esperamos que el hecho de que se haya viralizado de nuevo una de sus bromas le ayude a seguir adelante.



Good Morning Coffee GIF

Como conclusión, solo nos ha quedado una duda en la cabeza: ¿qué diría Alberto Chicote de todo esto?

¿Te parece bien este plus impuesto por el dueño del local? ¿Crees que debería hacerse más a menudo?

Si te ha gustado este artículo recuerda que más abajo puedes disfrutar de otros que, con casi total seguridad, te resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.