La vida sentimental de Iker Casillas se ha convertido en EL TEMA de las últimas semanas. Su separación de Sara Carbonero ha ocupado muchos titulares y, a pesar de que ambos están llevando este proceso de forma amistosa y discreta, es inevitable que se filtren a la prensa algunas cosas como las que os traemos hoy.

Hace apenas un par de semanas, Nadia Alexandrova, una chica de 29 años de origen búlgaro dedicada al mundo de la automoción, se puso en el punto de mira de todos los medios especializados en el mundo del corazón: por lo visto (y según contó ella misma), ella había sido una ‘amiga especial’ de Iker Casillas desde 2019, cuando todavía estaba casado con la periodista con la que tiene dos hijos.

Como era de esperar, muchas personas señalaron a Nadia como la causante de la separación. Ahora, nadie ha aprovechado para explicar su versión de la historia y, sobre todo, para pedirle a la prensa que no distorsionen las cosas.

¿Más que una amistad?

En su momento, ‘Sálvame’ consiguió entrevistarla y le preguntaron directamente por el tipo de relación que tenía con el guardameta: ¿pura amistad o algo sexual? Ella no se cortó y explicó que era «una mezcla rara», pero que «hay cariño» entre ambos; así, en presente.

Nadia también aseguró que sabía que Iker estaba casado, pero asegura no haber sido el motivo de la separación: «No soy una causa de la ruptura. Yo no me siento la persona que ha hecho ese daño», explicó.

Todo se ha salido de control

Pero es que ahora, la joven ha concedido una entrevista a la revista Semana en la que asegura que le sabe muy mal todo esto que ha pasado: «Nunca quise que esto se hiciese público». También aseguró al medio que, de haber querido sacar dinero vendiendo fotos, lo habría hecho desde que se conocieron hace ya un par de años.

A pesar de todo lo que ha pasado, ella asegura que Iker es «una persona maravillosa», aunque la cosa se ha enfriado bastante: «No estamos enfadados, pero se ha parado por lo que ha pasado», asegura.

Todo esto llega pocos días después de que Iker publicase una carta en la que pedía a todo el mundo discreción con su situación y que, en la medida de lo posible, los medios ‘del corazón’ se mantuviesen al margen, ya que él nunca había participado en ‘ese mundo’.



Y es que Casillas no piensa andarse con tonterías: «Estoy cansado de ver a distintas personas que se inventan historias relacionadas conmigo, por lo que he tomado la decisión de que mis abogados inicien las correspondientes demandas».

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.