Tocar el cielo estrellado de la fama no implica quedarse flotando allí para siempre. Aquí hemos hablado de un montonazo de actores y actrices cuya carrera, después de brillar con intensidad, acabó por apagarse mucho antes de lo que habría resultado previsible.

Podríamos poner muchos ejemplos, como el actor que hacía de Steve Urkel o la niña de Matilda, pero hoy nos centraremos en Karyn Parsons, una de las actrices más conocidas de principios de la década de los 90 gracias a su personaje de Hilary Banks en «El príncipe de Bel-Air».

Como muchos de los que estáis leyendo esto recordaréis, hace ya casi tres décadas la televisión estaba dominada por las sitcoms y, de entre todas ellas, había una de un problemático joven de Philadelphia que se iba a Bel-air a vivir con su tíos.

Una serie para el recuerdo

Will Smith era el protagonista indiscutible de la ficción, pero el resto del elenco también consiguió, a base de personajes muy divertidos y trabajados, ganarse un hueco en nuestros corazones… y es que hay muchas personas que, por ejemplo, prefieren mil veces a Alfonso Ribeiro (Carlton Banks), que al propio protagonista de la serie.

Y es que Hilary era muy divertida. Su personalidad caprichosa y malcriada generaba algunas de las situaciones más divertidas de la ficción y, a pesar de que siempre la mostraban como una persona superficial y materialista, en más de una ocasión demostró tener un corazón inmenso. Y precisamente por eso se ganó el cariño de muchísimos de los seguidores de la serie.

La serie termino en 1996, pero Karyn Parsons siguió intentando avanzar en su carrera como actriz… solo que su éxito fue más bien escaso. Su vida cambió radicalmente a principios de la década de los 2000, cuando conoció a su actual marido, el director Alexandre Rockwell, con el que tiene dos hijos en común.

Enfocada en su faceta más filantrópica

En las últimas dos décadas apenas si ha participado en películas, destacando por encima de todo eso su labor delante de la organización sin ánimo de lucro Sweet blackberry, la cual ella misma fundó.



Visto en perspectiva, queda claro que, al menos de momento, el papel más importante de su vida lo obtuvo con ‘El Príncipe de Bel-air’… pero es que con esto nunca se sabe. Hace unos años habría sido impensable que una serie como ‘Cobra Kai’ tuviese el éxito que ha acabado teniendo, dándole una ‘segunda vida’ a unos actores que, desde los años 80, no habían dado un palo al agua.

Eso sí: Parsons ha conseguido auténticas maravillas al frente de su organización, con la cual se encarga de divulgar entre los más pequeños historias de superación de personajes afroamericanos poco conocidos.

Ella es la responsable de algunos documentales como The Journey of Henry ‘Box’ Brown, Garrett’s Gift, Dancing in the Light: The Janet Collins Story y de la edición de dos grandes libros: How High the Moon (2019) y Flying Free (2020). Puede que ya no sea la Hilary que todos recordamos en nuestra cabeza, pero eso no quita que, a lo largo de todo este tiempo , haya estado haciendo cosas tremendamente importantes.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda la trayectoria de esta mítica actriz? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.