‘Juego de Tronos’ fue la mayor sensación que ha vivido nuestra televisión en toda su historia. Esta ficción llegó en 2011 sin hacer mucho ruido y, con su primera temporada, consiguió conquistar nuestros corazones a base de espadazos, traiciones y dragones. Desde entonces, el estreno de cada capítulo era todo un acontecimiento mundial y, como suele pasar en este tipo de fenómenos, los protagonistas acabaron por convertirse en parte de nuestra cultura popular.

Podríamos hablaros de Cersei, Tyrion, Jon Snow o Daenerys… pero hoy nos centraremos en un personaje bastante más secundario que, a base de fuerza bruta, músculo y altura, ha conseguido quedarse grabado en nuestro cerebro: La Montaña.

Un hombre de pocas palabras

Gregor Clegane era un guerrero de enormes dimensiones que acabó por unirse al séquito de Cersei y que, hasta el final de la serie, le hizo de guardaespaldas. Y es que el enfrentamiento con su hermano, Sandor, fue de las pocas cosas buenas que nos dejó esa nefasta última temporada (estoy preparado para defender esa afirmación con mi vida, aquí os espero).

El hombre más fuerte del mundo

Hafþór Júlíus Björnsson fue el encargado de darle vida y él, aparte de actor, también es uno deportista muy reconocido en el mundo de la halterofilia, habiéndose colocado durante varios años como ‘el hombre más fuerte del mundo’.

Después de muchos años dedicándose de forma profesional a esta disciplina, el islandés acabó por lanzarse de cabeza a una nueva aventura: los deportes de contacto. Su primer combate profesional se celebrará el próximo mes de septiembre y el otro portador de los guantes será Eddie Hall, otro profesional de la halterofilia al que también le ha ‘picado’ la curiosidad del boxeo.

La cuestión es que, para prepararse para este combate, Hafþór ha tenido que cambiar por completo su rutina de entrenamiento y, por lo tanto, también ha tenido que ‘readaptar’ su físico para poder subirse al ring… y eso empezaba por perder más de 50 kilos.

Se ha quitado ‘un peso’ de encima

El actor pesaba 205 kilos antes de empezar todo este proceso y, ahora, después de un largo periplo de más de un año, ha conseguido colocarse en los 155 kilos. Todo esto teniendo en cuenta que este señor mide más de dos metros de altura.



Según ha reconocido el propio Björnsson, esta pérdida de peso le ha supuesto una notable mejora en su salud, asegurando que ahora se siente mucho mejor con su propio cuerpo.

Hafþór entrena hasta tres veces al día, cosa que va acompañada de cinco comidas estrictamente delimitadas por su entrenador personal. Todo esto le ha permitido mejorar muchísimo sus juegos de pies y, por lo tanto, su técnica encima del ring.

Recordemos que, a pesar de que el ‘gran combate’ es el próximo mes de septiembre, este mismo 28 de mayo podremos ver a Hafþór combatiendo en el ring contra el británico Simon Vallily en Dubai… y ahí podremos ver por primera vez de lo que es capaz este señor.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este ‘quiebro’ en la carrera de este actor? ¿Echáis de menos su versión de ‘La Montaña’? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Área Jugones.