Pablo Iglesias se ha cortado la coleta. No es una metáfora, ni una exageración ni nada por el estilo: no podría ser más literal. El líder de Unidas Podemos, que dejó la política institucional hace cosa de una semana después de perder las elecciones a la Asamblea de Madrid, ha decidido empezar esta nueva etapa vital con el que, hasta ahora, ha sido su cambio estético más radical.

El exvicepresidente está de regreso como profesor a las aulas y, probablemente, lo veremos con una mayor presencia en el mundo del periodismo crítico (por no hablar de sus diversos programas de debate y entrevistas).

Su paso por el Gobierno de España, su final como líder del partido que fundó y su fracaso en su salto a la política madrileña se cierran con este acto que, de alguna forma, viene a simbolizar un punto y aparte en la vida de una de las figuras políticas más relevantes de los últimos años en nuestro país.

Y es que el tema de su coleta siempre lo ha perseguido. Tanto para los que lo caricaturizan, como para los que lo critican o lo alaban, su coleta se había convertido en un punto de referencia. El debate alrededor de si cortársela o no ha estado presente en cada momento de su carrera política y, contra todo pronóstico, Iglesias siempre optó por lo mismo: mantenerla inmutable.

Una nueva etapa

De hecho, en todos estos años, el cambio más grande que le habíamos visto era el de cambiar la coleta por un recogido, pero la longitud de la cabellera no había variado significativamente. Y ahora no es que haya variado, sino que ha desaparecido.

Y es que dejar la política, su mayor pasión, es algo lo suficientemente importante como para que este radical cambio cobre sentido. No conocemos los motivos exactos que lo han llevado a tomar esta decisión, pero lo cierto es que la cosa parece bastante clara. Quedamos pues a la espera de que Iglesias explique los motivos en las semanas venideras.



Y es que eso de cortarse el pelo para cambiar de etapa es algo muy arraigado a la cultura popular… sino que se lo digan a los padawan que, mientras dura su entrenamiento, tienen que llevar una coleta que no pueden cortarse hasta pasar a ser caballeros jedi.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este nuevo ‘look’ de Pablo Iglesias?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.