Jordi González es uno de los presentadores más míticos de nuestra televisión. En estos momentos está al mando de ‘Conexión Honduras‘, el debate de la última edición de Supervivientes que se emite cada domingo en Telecinco.

Hace unos días, decidió cambiar su faceta de presentador por presentado y visitó el programaPlanta baixa de TV3 donde fue entrevistado por Xavi Canalias y aprovechó para hablar de los aspectos más íntimos y desconocidos de su vida.

El presentador, de 59 años de edad, ha confesado que cayó en una depresión cuando empezó el confinamiento. «En alguna etapa de mi vida yo había estado desanimado, pero nunca deprimido… y cuando llevábamos dos semanas de confinamiento, empecé a deprimirme«, ha explicado el periodista.

El drama económico

González perdió la mitad de todos sus ahorros como consecuencia de la caída de la bolsa, algo que acabó afectando su salud mental. «Perdí también la mitad de todos mis ahorros en una semana porque las bolsas se hundieron. Tengo dinero ahí como mucha gente y lo que yo había guardado durante tanto tiempo se redujo«. 

¿Cómo afrontó esta situación? Pues, como el propio periodista cuenta, su psicólogo le recomendó «consumir menos información y leer noticias solo a partir de las seis de la tarde».

Recordemos que González estuvo casi un año ausente de la pequeña pantalla hasta que, hace un mes, volvió a la televisión para presentar el debate de ‘Supervivientes 2021’. Él está encantado de estar al frente de este programa; sin embargo, preferiría no tener que hacerlo:

«Me quiero retirar desde hace diez años. Lo he dicho muchas veces y es cierto. Estoy en una empresa que me valora mucho. Me siguen dando trabajo y no me quejo, pero también me gustaría no tener que trabajar«.



Premoniciones muy precisas

Yendo más allá hasta sus inquietudes, el presentador ha compartido que tiene la sensación de que no le queda mucho tiempo de vida. «Estoy en condiciones de decirte que moriré a los 78 años por un infarto de miocardio durmiendo en un avión«, le decía al presentador del espacio, Xavi Canalias.

Este pensamiento no es nada nuevo en su vida; es algo recurrente desde que tenía 14 o 15 años. «Lo sé desde siempre. A los catorce o quince años lo tuve claro (…) Igual que sé, cuando una mujer está embarazada, si lo que va a tener será un niño o una niña«.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: huffingtonpost hola