‘La Casa de Papel’ ya es historia de nuestra televisión. La producción está a punto de llegar con su quinta temporada a Netflix y, así, acabar con la historia de los atracadores más famosos de nuestra ficción. Los rodajes principales ya han terminado y ahora solo queda el (tedioso) camino de la post-producción hasta que el producto esté listo para ser estrenado.

Temporadas que suenan a despedida

Los actores principales de la serie ya se han despedido para siempre de sus personajes y, después de todo este largo recorrido de cinco temporadas, lo cierto es que todos se han llevado más de una alegría, tanto en lo profesional, como en lo personal… por no hablar de sus cuentas bancarias, las cuales, como veremos a continuación, han acabado rebosantes de dinero después de todo este periplo.

Un éxito en todos los sentidos

Recordemos que ‘LCDP’ comenzó sus andaduras en Antena 3, donde se estrenó en 2017 desde donde dio el salto a Netflix, convirtiéndose en la producción de habla hispana más vista en la historia de la plataforma de streaming.

A partir de ese momento, tanto el show como la carrera de sus protagonistas, se catapultó hasta lo más alto del cielo, muy por encima de las nubes. Ya llevamos cuatro temporadas con 31 episodios y, a pesar de que ha habido algunos cambios notorios en el reparto, lo cierto es que la base de actores ‘originales’ más o menos sigue igual (nos ahorramos los detalles para ahorrarnos los spoilers).

Según datos publicados por el medio Cinco Días, el sueldo de los actores principales del programa sería de 100.000 dólares por cada capítuloÁlvaro Morte, Itziar Ituño, Úrsula Corbero, Pedro Alonso, Alba Flores, Miguel Herrán, Jaime Lorente y Esther Acebo serían los beneficiarios de este importe y, si multiplicamos eso por los 41 capítulos que, al final, tendrá la serie en total, llegamos a que cada uno se habría embolsado 4,1 millones de dólares.

Una cifra estimada

Evidentemente, no todos los personajes de esa lista han rodado los mismo episodios y se trata de una cifra media que puede variar un poco para arriba y un poco para abajo en función del contrato concreto del intérprete, pero ahí está la media que, sinceramente, es bastante ilustrativa.



Se trata de una gran cantidad de dinero, pero lo cierto es que no es una locura teniendo en cuenta el medio en el que se mueven… y es que, hace más de una década, los protagonistas de Friends cobraban un millón de dólares cada uno POR EPISODIO. A pesar de eso, 100.000 dólares no es una cifra a la que yo le haga ningún asco, la verdad.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Creéis que es mucho o poco dinero? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Spoiler.