Bailzherb es una reconocida influencer y tiktoker que, recientemente, se ha tenido que enfrentar a una situación lamentable por la que ninguna persona debería pasar. Ella, por suerte, pudo grabar el momento y exponerlo ante sus miles de seguidores, quienes no tardaron en mostrar su indignación con lo ocurrido.

En el clip, como podréis ver más abajo, la creadora de contenido deja en evidencia a un hombre que, a escondidas, estaba acosándola y sacándole fotos con su móvil; tan descarado y violento como suena.

Con las manos en la masa

En el vídeo podemos ver que la joven se percata de que el hombre lleva rato siguiéndola por el aeropuerto en el que se encuentran. No solo eso, sino que, además, está haciéndole fotos con su teléfono móvil y este ni se molesta en silenciar la cámara, cosa que la pone en alerta.

Ella, con sus dos ovarios bien puestos, se dirige hasta el hombre que la ha estado acosando y este, al ver que se le acerca, se guarda rápidamente el teléfono en el bolsillo. El acosador empieza a negar la mayor: él no estaba haciendo nada… pero lo cierto es que, después de un poco de insistencia, admite que le estaba sacando fotos en contra de su voluntad.

Exponiendo al acosador

«Señor, es realmente raro hacer fotografías de mujeres en público sin su permiso, por lo que nunca debería volver a hacer eso», le reclama la influencer que, a su vez, le pregunta por lo que sentiría él si le hiciesen eso a su hija o a otra mujer de su familia. Todo esto, como podréis ver en el vídeo, delante de todo el mundo, por lo que el acosador no podría haber quedado más en evidencia.

Y es que ese es otro tema: lo que habría podido pasar si no hubiese habido tanta gente. Si este hombre actuaba así con tanta gente mirando, qué no habría hecho si hubiesen estado completamente solos. Asusta.

El clip ha sido todo un éxito en la red social china y, en este momento, ya roza las 5 millones de reproducciones, que no están nada mal y que, sobre todo, sirven para concienciar sobre este tipo de cosas que, lamentablemente, se siguen repitiendo cada día y a veces con total impunidad.



Ella, al final del vídeo, consigue que el hombre borre todas las fotos que le había hecho, no sin antes hacerle prometer que no lo volvería a hacer (en este sentido, nosotros somos poco optimistas con que haya podido aprender la lección).

Casi todos los comentarios del vídeo van en la misma dirección: elogiar el valor de la chica y, sobre todo, denunciar lo que es una situación completamente inadmisible de acoso y violencia hacia la libertad de la mujer.

Ella, por su parte, piensa seguir con su canal, subiendo vídeos de su estilo de vida, bailes de TikTok y moda, pero es que ella, ya en alguna ocasión, había subido algún vídeo de autodefensa para saber qué hacer en caso de toparse con un acosador callejero, cosa que puede ser muy valiosa en caso de emergencia. No dudéis en seguirla como @bailzherb.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este caso? ¿Qué pensáis de la forma que ha tenido Bailzherb de encarar el problema? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.