Vivir en una comunidad de vecinos supone la obligación de seguir unas reglas con el objetivo de que no se pierda la armonía en el edificio. Esto incluye cuidar los espacios comunes, cultivar relaciones basadas en el respeto, no hacer ruido a altas horas de la madrugada…

Si no lo cumplimos, tendremos que hacer frente a unas consecuencias que pueden no ser del todo agradables, sobre todo si hay algún graciosillo o graciosilla en tu escalera.

All That Nicksplat GIF by NickRewind

El sonido del placer infierno

@megirl94 es una joven que no podía descansar por las noches debido al ruido que emitían sus vecinos de enfrente mientras mantenían relaciones sexuales. Ella intentó en diversas ocasiones hablar con ellos y transmitirles la molestia que le ocasionaban; les pidió que intentaran ‘bajar el volumen’, ya que en su piso se escuchaba todo, pero la pareja le hizo caso omiso.

Ella, cansada de sus infructuosos intentos, decidió cambiar su estrategia: en primer lugar, grabó con audio los ruidos que se escuchaban desde su piso. En segundo lugar, escribió una nota explicando su situación y la de otros vecinos que también escuchaban los mismos.

Uh Uh No GIF by Boomerang Official

Finalmente, imprimió la carta que había preparado y la pegó en la puerta de la pareja en cuestión con un USB que incluía todas las grabaciones de voz.

«No me malinterpretéis. Estoy muy feliz de que tengan una gran vida sexual, pero creo que hablo por muchos en este edificio cuando les pido que por favor guarden más silencio. Me siento mal por sus vecinos de al lado«, escribió.

Roger Federer Tennis GIF by Australian Open

Más problemas

También mencionaba que tuvieran en cuenta que en el edificio había niños y niñas y, por ejemplo, su hija de tan solo 5 años le preguntaba por qué escuchaba a una mujer gritando fuera.



Esta vecina aprovechó para hacer un pequeño trabajo de investigación e informarse sobre la reverberación, un fenómeno por el que el sonido ‘rebota’ continuamente y permanece en un mismo lugar. De hecho, incluyó una imagen y todo para que la explicación quedara más clara.

Pruebas fehacientes

Por último, la vecina les pedía que intentaran no hacer tanto ruido y, en caso de que no estuvieran de acuerdo, podían escuchar ellos mismos el ruido con las grabaciones.

«En conclusión, me gustaría pedirles que por favor controlaran el volumen de sus gemidos y ruidos sexuales. No estoy juzgando a nadie. En el caso que piensen que esto es mentira y necesiten alguna prueba, he grabado lo ruidosos que son y lo he colocado en el pen drive para que os escuchéis y os forméis vuestra propia opinión«.

Season 9 Omg GIF by The Office

No sabemos cómo acabó esta historia, pero animamos a los vecinos y vecinas a que intentar llegar a un consenso de la manera más sana posible y, sobre todo, con diálogo.

 

A todo esto, imaginaos que fuera la comunidad de vecinos de ‘Desengaño 21’… sería interesante ver el desenlace de esta historia, ¿no?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: upsocl