Jubilarse es uno de los momentos más bonitos de nuestro paso por el mundo laboral porque, básicamente, dejamos de trabajar y podemos dedicarnos a vivir (aunque haya gente que diga lo contrario).

Cada persona tiene una forma diferente de enfocar su jubilación: hay quienes la toman con discreción y siguen con su vida, hay quienes montan una fiesta por todo lo alto y hay gente como Julie Cousins, una mujer de 64 años residente en la ciudad inglesa de Southampton, que ha decidido dejar de trabajar, no sin antes regalarnos una valiosísima lección.

Sassy Tyra Banks GIF

Ella, antes de dejar su puesto como limpiadora, escribió una carta con un potente mensaje dirigido a sus superiores para que, en la medida de lo posible, no repitiesen con el resto de empleados los mismos errores que cometieron con ella. Pero, para eso, debemos conocer su historia desde el principio.

Y llegó la discordia

Ella se pasó 35 años de su vida como limpiadora de diversas sucursales de banco, varios de ellos de la firma HSBC, muy popular en el Reino Unido. Julie asegura que siempre estuvo contenta con su trabajo hasta que, en la última sucursal en la que trabajó, se topó con una superiora arrogante con la que ya no podía trabajar bien, como sí lo había podido hacer hasta entonces.

Ella aguantó porque le quedaba poco tiempo para jubilarse y, el primer día que pudo hacerlo, se quitó el uniforme para ya no ponérselo nunca más. Eso sí: antes le dejó una carta a su superiora con un recadito del que, sinceramente, todos podemos aprender algo.

El mensaje lo publicó en Twitter su hijo Joe y, en este momento, ya es todo un éxito: casi 150.000 ‘me gusta’ y más de 12.000 retweets… y lo cierto es que no es para menos.

Su hijo Joe (@joecousins89) ha publicado la nota en un post de Twitter y ha arrasado con cerca de 150.000 ‘me gusta’ y más de 12.000 retweets. “Esto es por lo que amo a mi madre. Ella ha estado limpiando bancos durante 35 años y hoy se ha despedido con esta hermosa carta dirigida a su horrible jefa. ¡Feliz retiro, mamá! – siempre ríes la última, eh”, reza el enunciado del tweet.



La importancia de ser amable

En la carta, Julie anuncia su despedida y cuenta el momento en el que su jefa la intentó ridiculizar delante de todo el personal con el único objetivo de demostrar ‘quién mandaba’: “No fue nada más que un comportamiento agresivo y cruel, pero es un reflejo de tu carácter, no del mío. Por eso, de ahora en adelante, por favor todos ustedes recuerden: en un mundo, cuando puedes ser cualquier cosa, sé amable. Porque todos ustedes no son mejores que un limpiador”, zanjaba Julie antes de irse a disfrutar de su merecido descanso.

Creo que no hay mejor forma de comenzar una jubilación que despachándose así de todas las cuentas pendientes. Esperemos que, a partir de ahora, todo sea bueno para esta mujer. Que se lo tiene bien merecido.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta carta? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.