Cuando hablamos de actores y actrices de Hollywood, tenemos que hacerlo también, irremediablemente, de los cambios físicos radicales a los que se someten. No ocurre con todas las películas que protagonizan, pero, como ya hemos visto en anteriores ocasiones, a veces toca llevar el cuerpo al límite por exigencias del guion.

El tema de los cambios loquísimos de peso es, probablemente, el que más vemos en la gran pantalla. A veces vemos cómo los intérpretes se someten pérdidas de peso demenciales que los dejan irreconocibles y, en otras ocasiones, como en el caso del protagonista de nuestra historia de hoy, la cosa va al revés: le ha tocado ganar mucho peso de golpe para adaptarse a su nuevo personaje.

Marky Mark está en aumento

Y es que Mark Wahlberg, actor conocido por su paso por la saga Transformers o por las irreverentes películas de ‘Ted’, ha tenido que enfundarse 10 kilos más para su nueva película y ha compartido una foto con el resultado… y lo cierto es que nos ha dejado con la mandíbula a punto de tocar el suelo.

El actor, hace unas semanas, ya dijo en una entrevista que estaba en modo ‘ganar peso a lo bestia’: «Quiero ir a pastelerías. Quiero ir a Denny’s (cadena de restaurantes muy conocida en Estados Unidos). Quiero comer tortitas».

Preparándose para su próxima película

Y es que Wahlberg se encuentra preparándose para su próxima película, ‘Father Stu’, en la que nos contará la vida de un boxeador profesional que, después de someterse a una experiencia espiritual transformadora, se hace cura. Todo muy acorde con la vida del actor.

La cuestión es que, en los meses anteriores, el actor ya rodó las partes de la película en las que hacía de boxeador y, para ello, contó con su físico musculado habitual. Ahora que toca la parte de cura, ya retirado del ring, lo de ganar peso se ha convertido en una carrera contrarreloj.

Reto (casi) superado

Y es que el objetivo está camino de cumplirse: el actor tenía que engordar un total de 14 kilos en seis semanas y, en la mitad de tiempo, ya ha conseguido engordar 10, por lo que no hay duda de que llegará a su meta sin problema (y es que, cuando se trata de comer…).





Ahora, el actor ha compartido unas imágenes del antes y el después, y lo cierto es que la diferencia se empieza a notar. Todo esto ha sido posible gracias a su chef personal, Lawrence Duran, quien ha ayudado al actor a llegar a este punto… que no es el más complicado.

Y es que lo duro de verdad llegará después, una vez finalizado el rodaje, cuando toque perder todo el peso ganado. Y es que, por si no lo sabíais (su cuerpo escultural podía dar una pista), Marky Mark es un auténtico obseso del deporte.

En la primera foto podemos ver al actor en plena forma, con si six-pack habitual robándose el protagonismo del pleno y, en la segunda, la cosa cambia bastante, tumbado en la cama con bastante desgana, podemos ver que el actor se ha quedado sin abdominales (al menos, estos están arropados bajo una tierna barriguita). Será curioso ver todos estos cambios en la película.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mark Wahlberg (@markwahlberg)

 

A vosotros, ¿qué os ha parecido este cambio de peso radical del actor? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥