Hoy os traemos una publicación que, hace unos días, se viralizó muchísimo en Twitter. Una usuaria compartió una imagen junto a una potente reflexión alrededor del uso de la píldora anticonceptiva en la mujer y lo cierto es que, más allá de que la publicación resulte divertida, da para reflexionar bastante (cosa que deberíamos hacer más a menudo).

Sarah Belén (@venusoncrack) se ha convertido en una de las tuiteras de la semana. Lo que, a priori, era una simple publicación reivindicativa oculta bajo una capa de humor, ha acabado por reabrir uno de los debates más intensos de los últimos años.

Ella hizo algo muy ‘simple’: cogió el amplio y larguísimo prospecto de su píldora anticonceptiva y se lo puso como un vestido de una sola pieza, posando delante del espejo y sacándose una selfie como si nada.

Su intención era denunciar la gran cantidad de efectos secundarios que puede comportar este famoso método anticonceptivo que, a pesar de ser muy efectivo a la hora de prevenir embarazos no deseados, comporta una inmensa cantidad de secuelas para el cuerpo de la mujer.

Pero Sarah no se quedó solo en este punto, sino que fue un paso más allá y aprovechó para recordar que, este tipo de anticonceptivos están focalizados solo en la mujer; no existe una píldora equivalente para el hombre… y no precisamente porque no sea médicamente posible:

″¿Se acuerdan que no querían sacar al mercado el anticonceptivo para hombres porque tenía muchos efectos secundarios que nosequé?”, se preguntaba la tuitera.



“Pues aquí estoy yo haciéndome un vestido con el prospecto de mi píldora. Si, el reverso también tiene escrito. Si, solo en español”, zanjaba.

Recordemos que no han sido pocas las pastillas de este tipo que se han investigado para los hombres, pero, en la mayoría de casos, se han descartado por tener ‘muchos efectos secundarios’, los cuales ya se podían encontrar en la versión de esta píldora para la mujer… ¿por qué lo que vale para unas no vale para los otros? Eso es lo que se preguntó Sarah (con mucho éxito, por cierto).

En este preciso momento, su tuit acumula ya más de 120.000 ‘me gusta’, además de unos 31.000 retweets… todo un éxito.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la reivindicación de Sarah? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.