Twitter acostumbra a ser un caldo de polémicas y odio con algún que otro chiste de por medio, pero también tiene el potencial para “hacer el bien” o para mostrar cosas bellas como sucede en el caso que os contaremos a continuación.

En esta ocasión estamos hablando de un claro ejemplo de amor verdadero que ha compartido la usuaria @CarlotaSwaggy en su perfil. La publicación de esta chica consiste en una serie de pantallazos en los que vemos los mensajes que su abuelo escribe acerca de su mujer y comparte en grupo familiar de WhatsApp.

El amor en su máximo esplendor

El abuelo constantemente comparte fotos presumiendo de media naranja ya sea cuando está haciendo algo como coser, cuando estrena ropa o simplemente porque sí y todo lo acompaña de texto del estilo “la que vale, vale” o “la Pedri de estreno. Guapa, guapa”.

La publicación de Carlota se presentaba con el siguiente texto: “Quédate con quien te presuma como mi abuelo a mi abuela”, y la verdad es que no es un mal lema para encontrar a una pareja que te cuide y te quiera.

Toda una vida juntos

Puede parecer un tuit muy sencillo, pero al estar lleno de corazón se ha viralizado rápidamente y actualmente cuenta con más de 250.000 likes y 350 comentarios en un solo día.

Pero por si todo esto no fuera suficiente como para hacernos derretir de amor, la usuaria añadió unas imágenes de sus abuelos abrazándose, queriéndose y compartiendo su tiempo juntos, además de una foto en blanco y negro del día de su boda.

No todo son fotografías

Por último y viendo la recepción que estaba teniendo su publicación, también compartió otro bonito gesto de su abuelo hacia su abuela y es que no solo le dedica fotos sino que también le hizo un poema increíblemente bonito.



Es evidente que no hace falta tener pareja para ser feliz, pero es normal que todos envidiemos un poco el tener una relación tan bonita como esta.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: huffingtonpost