Tener hijos te cambia la vida para siempre, no necesariamente para bien o para mal, pero es evidente que tu vida nunca más va a ser la misma, ya que tu hijo o hija pasará a ser el centro del universo. Esos cambios afectan a todo lo que tocan, desde tu estilo de vida, tu economía, tu dinero, tus horas de sueño y mucho más.

En cualquier caso, a continuación os mostramos unas imágenes comparando el antes y después de ser padres y madres para que veáis las secuelas de una decisión como esa.

1De mojito a mojón

Una de las cosas que cambia bastante con la llegada de los niños son las vacaciones. Lo que solía ser un tiempo de escapada para ti pasa a ser una época de cuidados intensivos.

2Living la vida loca

Se ha acabado beber como un cosaco y no preocuparse por la integridad física, ahora toca priorizar la seguridad.

3La primera en la frente

Es fácil que tener hijos se te suba a la cabeza, pero no para presumir de ellos, sino de forma totalmente literal.

4De reyes del baile a reyes del sofá

Uno cambia la fiesta y el vestirse de gala por unas tardes realmente necesarias en el sofá de tu casa.



5Al traste tu economía

En realidad no eres más pobre, simplemente tendrás que cambiar todo lo que gastabas en cubatas por una inversión en el mundo de los biberones.

6Mismo olor, distinto lugar

Seguramente ha estado en discotecas que olían peor que la mierda de su bebé, pero con alcohol todo baja mejor.

7Tener hijos es como jugar al risk

Hace poco se disfrazaba de soldado y ahora le toca vivir cada día una guerra.

 

8Tu feed de Instagram

Tu página de Instagram pasará de parecer el book de una modelo a un retrato de la maternidad.

9La fiesta en casa

Solías salir de fiesta y ahora te quedas en casa porque ya tienes la fiesta montada allí.

10La mirada lo dice todo

Está claro que estas imágenes solo muestran la parte oscura de la maternidad y la paternidad cuando en realidad también puede ser algo que te de mucha felicidad y que te aporte cosas muy bonitas.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: difundir