Algunos lunares son de nacimiento, pero muchos aparecen a partir de los 30 años y, según la astrología china, pueden decirnos muchas cosas sobre nosotros mismos según el lugar en el que estén.

A continuación, veremos algunos ejemplos aunque queremos remarcar que este artículo es puro entretenimiento y que nuestra descripción no tiene por qué coincidir con la realidad.

1Lunar en la frente

Los lunares en la frente suelen estar relacionados con la prosperidad y un futuro prometedor; sin embargo, pueden tener significados añadidos según la zona en la que estén ubicados.

Si están a la izquierda quiere decir que eres una persona que, aunque tiene suerte, necesita trabajar mucho para conseguir aquello que desean. Si están a la derecha significa que somos buenos compañeros, ya sea en las relaciones personales como en las empresariales. Por último, si está justo en medio puede significar que eres una persona con mucha sabiduría y con grandes posibilidades de casarse (aunque no sabemos si eso es bueno o malo).

2Lunar en la mejilla

La gente con lunares en las mejillas suelen ser personas honestas y sensibles que tienen la capacidad de convertirse en líderes asertivos si la situación lo requiere.

3Lunar cerca de los labios

Este lunar es un símbolo de encanto y elegancia. Curiosamente, si lo tenemos bajo el labio inferior, puede querer decir que nuestros hijos (si tenemos) tienen muchas probabilidades de tener éxito en la vida.

 



4Lunar en la nariz

Las personas con lunares en la nariz suelen ser muy trabajadoras y, aunque desde fuera pueda parecer que tenéis mucho ego, en realidad sois grandes amigos y rápidamente sois capaces de crear relaciones personales con la gente de vuestro alrededor.

5Lunar en los pies

Es casi deducible. Un lunar en los pies significa que eres una persona que disfruta viajando y no te gusta estar quieta durante mucho tiempo en ningún sitio.

6Lunar en la barbilla

Si tienes un lunar en la barbilla es muy posible que seas una persona cariñosa que demuestra fácilmente su afecto. Por contra, eres alguien que en ocasiones puedes ser muy (o demasiado) testarudo.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: brightside