El tiempo pasa y todo cambia; sin embargo, siempre es bonito recordar tiempos pasados y abrazar un poco la nostalgia sin quedarnos atrapados en ella.

Por eso a continuación os mostraremos una serie de imágenes muy tiernas de personas recreando fotos de hace años. Además, si os gusta la idea os animamos a que lo probéis ya que el resultado es muy divertido.

1De pollito a pollo

En la primera imagen vestía un traje de pollito de sus padres, en la segunda volvía a casa tras tres días seguidos de Carnaval con los amigos de la universidad.

2El mismo espíritu

Hay personas que en algunos aspectos nunca maduran. Y lo cierto es que tienen muchísima suerte de ello.

3¿Cuántas vidas se ha comido el gato?

Los animales crecemos a velocidades distintas. Es por eso que mientras la chica ha crecido un poquito, el gato se ha convertido en un auténtico tigre.

4La misma energía

Ambos conservan la misma mirada, qué pena que uno de los dos no pueda decir lo mismo de su pelo.



5El peto

Muchos de nosotros vestimos «petos» en nuestra infancia y viendo esta imagen no sabemos por qué no seguimos haciéndolo.

6Madre e hija

Ha aprendido todo de ella: cómo hacer chuletas, cómo hacer novillos sin que nadie se entere y cómo traficar con apuntes.

7Cinco generaciones

Este par ha vivido muchas experiencias juntos durante cinco generaciones de consolas distintas. Imprescindibles los dos mandos para jugar a juegos cooperativos.

 

8Solo uno es ajeno al tiempo

Ellos han cambiado un poco, el perro ha cambiado mucho y la montaña es la única que sigue prácticamente igual que estaba unos años atrás.

9Aquí hay gato encerrado

Después de estar dos horas hasta conseguir la foto deseada se ha dado cuenta de que en el último momento se han cambiado el sitio.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: brightside