El coleccionismo es un arte en sí mismo. Muchas personas alrededor del globo disfrutan coleccionando todo tipo de objetos con un gran valor sentimental. Libros, monedas, videojuegos camisetas de fútbol… y la realidad es que muchas de estas colecciones pueden ser un auténtico tesoro en sí mismas. Solo hace falta echar un vistazo en la red para comprobar las excéntricas cantidades que se llega a pagar por ellas…

Y si a eso le sumamos una historia de infidelidad y venganza de por medio, la cosa se pone muy interesante. De todo esto y mucho más va este artículo. ¿Os lo vais a perder?Home Alone Reaction GIF by MOODMAN

Excited Adventure Time GIF

La cruda venganza

Esta es la historia de un matrimonio japonés formado por un hombre y una mujer. Hace unas semanas, ella descubrió que su esposo le estaba siendo infiel con otra mujer. Así que pensó en cómo podía vengarse de él y optó por darle donde más duele.

Su esposo guardaba una gran colección de cartas Yu-Gi-Oh! que tenían un gran valor sentimental (y dinerario, cosa que ella desconocía), así que optó por venderlas.

Dicho y hecho, la mujer puso en subasta la colección en una página web a un precio de salida de un yen (que equivale a menos de un céntimo).

En concreto, eran 26 cajas de cartas correspondientes a la primera serie que salió al mercado y estaban como nuevas. Como podéis imaginar, todo esto hacía subir el valor de la colección…

El mensaje de la esposa

La mujer no dudó en detallar las razones por las que quería vender la colección, lo que llamo la atención de todos los usuarios que lo leían.



«Esta es mi primera publicación en Yahoo! Auctions como un acto de venganza contra mi esposo por engañarme«, empezaba. «He decidido vender su colección. Las cajas se encuentran sin abrir, así que sería feliz si obtengo un buen precio por estas. Las cajas incluso han estado en un anaquel con una cubierta, por lo que ni tienen polvo encima«.

Pay Me Kim Kardashian GIF by GQ

jon stewart crying GIF

¡Sube la puja!

Ella no era realmente consciente de su valor real, por lo que le sorprendió que, una semana después, las ofertas superaban los 100.000 euros.

Al final, la colección se vendió a un precio de 20.503.000 yenes (unos 157.000 euros). Lo que desconocemos es el desenlace entre esta pareja y la reacción del marido al ver que nunca más podría ver su preciada colección en casa.

oh man ugh GIF by Kim's Convenience

podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: upsocl 20minutos