Después de leer el artículo de hoy, lo más probable es que os pase como a nosotros y queráis volver a ser niños. Aquella época en la que jugábamos en nuestras habitaciones de forma despreocupada y nos peleábamos con nuestros hermanos por ver a quién le tocaba la Nintendo 64 ya queda lejos, pero para eso tenemos la nostalgia (que, en pequeñas dosis, siempre es buena).

Hoy, repasaremos algunos de los juguetes más famosos de la década de los 90 y de principios de los 2000 y que, a pesar de que hoy son un lejano recuerdo, en su momento, cambiaron nuestras vidas por completo.

1El Furby

toys GIF

Es imposible entender los años 90 sin este juguete mitad pájaro mitad gnomo. Una especie de robot peludo que soltaba frases de forma bastante aleatoria (incluso terrorífica), y que pestañeaba sin parar. Era perfecto para asustar al perro de tu casa, para que luchase contra tu gato o para que tu abuela se pensase que el muñeco estaba maldito.

Con el paso de las décadas fueron actualizando al Furby con varios modelos, pero nunca se ha podido volver a repetir la fiebre que se desató en los años 90… y eso no sabemos si es una buena o una mala noticia, la verdad.

2Las granjas de Playmobil

Playmobil es toda una institución en lo que a juguetes de niños se refiere (sobre todo en España) y, de lo que no hay duda, es que el ‘set de la granja’ es el más mítico de todos (y siempre lo será). Daba igual que luego sacasen sets del espacio o del medievo; nosotros queríamos jugar con vacas y granjeros.

3Tamagotchi

90S Nostalgia GIF

En 1996 se lanzó al mercado esta famosa mascota virtual… y se acabaron nuestras horas de sueño: despertarnos a las 4 de la mañana para darle de comer, limpiarle la caca cada 15 minutos y llorar cada vez que se nos moría después de pasarnos días y días cuidándola. Era una tortura en forma de juguete que, por el motivo que sea, nos tenía enganchadísimos.

 



4Los Hot Wheels

happy meal 90s GIF

Estas réplicas loquísimas de coches se hicieron muy populares a lo largo de la década de los 90 por dos motivos: molaban mucho y eran bastante baratos. No eran motorizados y tenían unas pistas impresionantes para que nos pasásemos horas jugando con ellos. En cierta forma, siguen estando de moda y, de hecho, siguen saliendo nuevas colecciones.

5Betty Spaghetty

A finales de los 90 llegó a nuestras tiendas una muñeca de extremidades delgaduchas. Podíamos moldearla casi como quisiéramos, sin tener demasiado miedo a que le reventásemos las articulaciones.

6La maleta de Lego

Y es que en los 90 o eras de Playmobil o eras de Lego… y lo habitual es que estas dos posturas contrapuestas fuesen irreconciliables. Lo bueno de esta maleta de Lego es que tenía un montonazo de piezas que, a pesar de ser muy básicas, permitían hacer todo tipo de estructuras casi al gusto.

 

7La herencia de tía Ágata

¿Te gusta aquello de cargarte a todos los herederos de una herencia para quedártela toda tú? Pues este era tu juego. Los personajes eran una locura: el peluquero, la adivina, el profesor de tenis… era una versión muchísimo más loca de ‘Cluedo’ que, como os podéis imaginar, tenía mucho más morbo.

8Pinypon

Pequeños muñecos cabezones que invadieron hace un par de décadas (o más), las habitaciones de los más pequeños de la casa. Eran una versión muy pequeña de los juguetes de Playmobil especiales para jugar sin comernos mucho la cabeza. Como curiosidad, decir que los siguen fabricando… solo que el diseño ha cambiado tanto que ya parecen otro producto completamente diferente.

9Meccano

Si tenías espíritu de ingeniero, sin duda este era tu juguete de predilección. Antes de que todos tuviésemos que ponernos a montar los muebles de Ikea en casa, la construcción de estos coches y demás vehículos era lo más loco a lo que nos habíamos enfrentado… y no era poco: en muchas ocasiones, eran verdaderamente desafiantes.

10¿Quién es quién?

guess who 90s GIF

El mejor juego para creernos detectives y pelearnos con nuestros primos los fines de semana. Nos sabíamos de memoria las caras de los personajes y nos aparecían hasta en sueños pero, por el motivo que sea, siempre queríamos hacer una partida más y ver si adivinábamos el personaje correcto con la menor cantidad de pistas posible.



A vosotros, ¿qué os ha parecido esta recopilación de juguetes? ¿Con cuántos de ellos jugasteis? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Los Replicantes.