HBO, casi sin saberlo, en 2011, cambió por completo la historia de las series de televisión. Aquel fue el año escogido por la cadena para estrenar ‘Juego de Tronos’, adaptación de la saga de novelas de ‘Canción de Hielo y Fuego‘, del escritor George R.R. Martin y, desde entonces, nada en nuestra ficción ha vuelto a ser igual.

La serie se convirtió en un fenómeno de masas y cada capítulo se esperaba como un auténtico acontecimiento. De hecho, a medida que avanzaban las temporadas, la serie acabó por convertirse en la serie más vista de la historia de la televisión. Ahora que se cumple 10 años del estreno, pasamos a repasar algunas curiosidades de la producción que, probablemente, desconocíais.

1Amistades peligrosas

Lena Headey (Cersei) y Jerome Flynn (Bronn) nunca compartieron escena juntos. El motivo es que, antes de iniciar GoT, fueron pareja… pero la cosa no acabó demasiado bien. Cuando ambos ficharon por el proyecto, pidieron una cláusula en el contrato para nunca tener que compartir el set a la misma hora. Y así fue.

2Episodios carísimos

La media que se gastaron por episodio fue de 6 millones de dólares. Las dos últimas temporadas este presupuesto llegó a duplicarse… y es que echar a volar dragones no sale nada barato. Al final, GoT resultó uno de los productos audiovisuales más caros de la historia.

3Las amenazas al autor

Gente loca hay por todo el mundo y, por lo visto, muchos eran fans de esta serie. Muchos fans lo amenazaron por si mataba a alguno de sus personajes preferidos, pero fue su propia mujer la que lo amenazó con más dureza: si mataba a Arya o Sansa, le pediría el divorcio. Al menos, en la serie, no lo hizo (a ver los libros, que todavía faltan dos).

4Actuaciones de escándalo

Todos los actores estuvieron magníficos en la producción, pero hubo uno que llegó a un nivel tal, que era imposible separar al personaje del actor: Jack Gleeson. Y es que este joven actor irlandés dio vida a Joffrey Baratheon, el personaje más odiado de toda la serie… cosa que no hizo más que corroborar que el joven intérprete lo estaba haciendo perfectamente.



El mismo Martin llegó a felicitarlo de forma particular, confesándole que había superado con creces cualquier expectativa que tenía sobre la posible encarnación del personaje que él había creado.

5Cuidado con los spoilers

Para evitar filtraciones, se grabaron varios finales, de tal forma que ni los mismos actores sabían cuál era el definitivo. La mismísima Emilia Clarke, Daenerys en la ficción, sabía cuál era el auténtico final de su personaje.

6Jon Snow alternativo

Y es que Kit Harington, por lo visto, no era el primer candidato que barajó la producción. Antes que él, los showrunners tenían en la cabeza a Iwan Rheon, quien poco después acabaría uniéndose a la ficción como Ramsay Bolton, otro de los personajes más odiados y más geniales de la serie.

7La altura del muro

Y es que, aunque en la serie se dice que es la estructura más alta del mundo conocido, esto no es así en los libros: la Torre Alta de Ciudad Vieja se lleva el primer puesto y la Gran Pirámide de Meereen, el segundo.

8La locura de los fans

La fiebre por la serie ha hecho que muchos padres pongan a sus hijos nombres de algunos de los personajes de la franquicia y, como curiosidad, en 2012, más de 160 bebés en Estados Unidos fueron bautizados como «Khaleesi», título que tuvo Daenerys cuando se casó con Khal Drogo.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas curiosidades? Pronto os traeremos unos cuantos más que nos hemos dejado bastante en la guantera. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: VIX.