Hoy haremos un breve repaso a la carrera de Verónica Sánchez, una de las actrices más emblemáticas y queridas de nuestro país. Su rostro ha formado parte de nuestra televisión durante casi dos décadas y ha conseguido colocarse como una de esas intérpretes que, en cierta forma, ya se sienten como parte de ‘la familia’.

Pero empecemos por el principio.

Verónica Sánchez nació en Sevilla en 1977. Durante su adolescencia, se trasladó a Madrid para iniciar sus estudios en Arte Dramático y, en 2003, ya estaba debutando delante de las cámaras en la producción ‘Al sur de Granada’, dirigida por Fernando Colomo, y con la que consiguió su primera nominación a los premios Goya, en esta ocasión como ‘mejor actriz revelación’.

En 2003 también rodó la primera temporada de la que sería su catapulta al estrellato y, ya de paso, una de las series más míticas de nuestra televisión: ‘Los Serrano’. Y es que Eva Capdevila Gómez ya es uno de los personas más emblemáticos de la historia de nuestro audiovisual.

Mientras enlazaba los rodajes de las temporadas de ‘Los Serrano’, Verónica también rodó entre 2004 y 2005 varias producciones como ‘El año de la garrapata’ (Jorge Coira, 2004), ‘El calentito’ (Chus Gutiérrez, 2005) o ‘Camarón’ (Jaime Chávarri, 2005), donde consiguió el codiciado papel de La Chispa, la mujer de Camarón, a quien daba vida Óscar Jaenada.

Por su papel en ‘Camarón’ consiguió su segunda nominación a los premios Goya solo que, nuevamente, se fue de la gala sin el codiciado ‘cabezón’; la suerte no estaba de su parte, pero sí las buenas interpretaciones.

Para volver a alzarse con una nominación tuvo que esperar al año 2010. El último año de esa década, cuando todos esperábamos que la nominasen unos años antes por su papel en ‘Las 13 rosas’ (Emilio Martínez Lázaro, 2007), acabó siendo nominada por su papel en ‘Gordos’ (Daniel Sánchez Arévalo, 2009)… aunque tampoco tuvo suerte y se fue con las manos vacías.



A partir de esta nueva década, Verónica, como veréis, se ha centrado más en sus papeles televisivos, justo como al principio de su carrera. Pudimos verla en 2013 en ‘Gran Reserva. El origen’ o en ‘Sin identidad’, un año más tarde. En esta última serie la vimos en un papelón dando vida a Amparo en este thriller sobre el tráfico de personas protagonizado por una brillante Megan Montaner.

En 2016 protagonizó ‘El Caso. Crónica de sucesos’, thriller en el que se metía en la piel de la periodista Clara López-Dóriga e investigaba junto a Jesús, un expolicía, una serie de ‘casos turbios’ de la década de los 60 en nuestro país. ¿Qué le supuso este papel? Pues una nominación a los premios Feroz del año siguiente.

Llegando ya a la actualidad, pudimos verla en la serie de ‘El Embarcadero’, en 2019, en la que compartió pantalla con Álvaro Morte e Irene Arcos, todo a las órdenes de Álex Pina, uno de los artífices de ‘La Casa de Papel’, pero también de ‘Los Serrano’, serie con la que Verónica saltó a la fama.

Y es que ahora, en 2021, ha vuelto a repetir con Álex Pina para ‘Sky Rojo’ la nueva serie de moda de Netflix con la que Verónica ha vuelto a colocarse en primera plana gracias a su papel como Coral, la prostituta drogodependiente protagonista de este thriller alocadísimo que os recomendamos al 100%. Aquí comparte pantalla con otros actores que están, sencillamente, en estado de gracia: Lali Espósito, Yany Prado, Miguel Ángel Silvestre y Asier Etxeandía.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la trayectoria de Verónica estas dos últimas décadas? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Cinemanía.