TikTok se ha convertido en una de las redes sociales más utilizadas en todo el mundo. ‘Hacer un tiktok’ ya se ha convertido en una actividad más que muchas personas (y lo de la edad es lo de menos), hacen en su día a día.

K Camp Puppy GIF by TikTok

Bailes, canciones y ‘challenges’ son solo una parte de todo el repertorio de cosas que se pueden hacer en esta red social china. De hecho, lo más probable es que, cuando acabéis de leer este artículo, os vayáis a grabar algo para subirlo en vuestra cuenta… si es que no lo estáis haciendo ya.

Son todo ventajas

¿Qué es lo bueno de todo esto? Pues que, por lo general, no necesitamos ningún estudio profesional para hacer nuestros vídeos… aunque, como veréis con el caso del protagonista de hoy, muchas veces sí que necesitamos tirar de ‘familiares y amigos’ para hacer según qué cosas.

Wilfrido Cuevas es un tiktoker que, para poder hacer sus ‘superproducciones’ se sirve de sus padres y su hermano de una forma que, como veréis, ha cautivado al mundo entero (y es que, lo que ocurre en familia, queda en familia).

Este joven mexicano se ha hecho muy popular en Twitter estos últimos días gracias a la difusión de algunas de sus coreografías… que de convencionales tienen más bien poco, la verdad.

Un estilo muy particular

Wil Curam (@wilcuram), como podéis encontrarlo en TikTok, acostumbra a subir bailes bastante sensuales en los que se desabrocha la camisa, se contonea y, además, añade algunos elementos que son muy difíciles de describir, y que serían imposibles de hacer si no fuese con la ayuda de sus familiares.

Cuando miréis el vídeo, veréis que, en casi todos los clips, una mano aparece de la nada y le agarra el cuello a Wil mientras baila… ¿de quién se trata? Pues, como podréis comprobar vosotros mismos, a veces se trata de su padre… y a veces, de su hermano. Y es que esta familia es muy entregada a la hora de complacer a Wil en sus excentricidades artísticas.



Como él mismo compartió en un vídeo de ‘tras las cámaras’, su madre suele ser la persona que le desabrocha la camisa y, su padre, el que acostumbra a agarrarlo del cuello durante unas milésimas de segundo. La madre, que es multitarea, aprovecha también para hacer cambios en la iluminación.

Podéis verlo en este vídeo:

En algunos de los clips, suponemos que por cuestiones de logística, el que agarra a Wil del cuello es su hermano, todo esto mientras el protagonista del baile lo da todo delante de la cámara sin importarle la cara de póker que tienen el resto de sus familiares.

De hecho, hay vídeos en los que amigos del influencer se suman al rodaje y lo empujan, agarran, le cambian las luces y le desabrochan la camisa sin problema; todo mientras Wil baila impasible ante todos sus entregados seguidores.

A vosotros, ¿qué os ha parecido el particular equipo de producción que tiene este chaval? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.