Anastasia Balinskaya es una influencer rusa de 29 años de edad que ganó una gran popularidad en su país tras participar en el reality show ‘House-2’. Hace unos años, decidió someterse a una cirugía de nariz que no tuvo un resultado positivo y, desde entonces, está viviendo un infierno que se ha agravado en las últimas semanas.

Largo historial de operaciones

Tras la primera operación, Anastasia empezó a sufrir problemas que no ha detallado, por los que tuvo que someterse a más cirugías correctivas, pero la cosa fue yendo a peor.

Ella, a través de sus redes sociales, ha hecho hincapié en todo lo que le está haciendo sentir esta situación y lo mal que lo está pasando. «Desde hace cinco años, ya me han operado tres veces de la nariz y, con cada operación va empeorando. Ahora no persigo la belleza, sólo quiero una nariz plana y respirable. Después de la última operación, se me partió el hueso y el puente de la nariz parecía que me habían golpeado en el ring«, narraba en una de sus publicaciones.

El comienzo de un calvario

La reacción ha sido causada por un implante en su nariz y ella culpa al cirujano que se lo hizo. «Fui al médico y averigüé que mi cuerpo había rechazado el implante artificial de la punta de mi nariz. El cartílago se ha salido por un orificio nasal, hay inflamación y mi nariz se está descomponiendo«.

El médico le dijo que le quedan «1 o 2 meses» antes de que la nariz se deteriore por completo. Ahora ha puesto en marcha un crowdfunding para recaudar dinero y someterse a una cirugía definitiva que le pueda corregir el tabique dañado y que no se puede permitir. «Nunca he pedido ni aceptado ayuda de nadie, pero ahora simplemente no tengo a nadie a quien acudir«.



La carga del arrepentimiento

Ella se muestra muy arrepentida y quiere mandar un mensaje a aquellas personas que estén pensando en someterse a una cirugía. «Maldigo el día en que me puse bajo las manos de ese cirujano por primera vez«, escribió en sus redes sociales.

«Ruego que entendáis que lo que yo no entendí en su momento. No podéis usar la cirugía plástica para aumentar vuestra autoestima. ¡Nunca conseguiréis el resultado deseado!«.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: ladbible