La tercera temporada de ‘La Isla de las Tentaciones’ ha sido la más alocada e intensa de todas las vistas hasta el momento. Tanto lo que ha pasado dentro de las villas, como lo que ha pasado fuera, es digno de quitarse el sombrero (si lo que te gusta es el cotilleo, las puñaladas traperas y las infidelidades, claro).

Y es que, a pesar de que ya se ha acabado la temporada, estos últimos días hemos estado viviendo un auténtico torbellino de noticias: rupturas y nuevas infidelidades que se han consumado para el disfrute de nuestro entretenimiento.

Antes de pasar página…

Ayer se celebró el primero de los dos debates que, de una vez por todas, pondrán fin a este capítulo de República Dominicana. La semana que viene se estrena ‘Supervivientes’ y Telecinco tiene que dejar todo bien cerrado de cara a ese estreno.

Y es que llevamos unos días escuchando unos fuertes rumores de que la relación entre Isaac y Marina habría llegado a su fin. Ayer mismo, de hecho, os contábamos la noticia de que Isaac había sido visto en ‘situación cariñosa’ con Bela, otra de las tentaciones de la edición. Esto dejaba poco lugar a duda de que, como mínimo, algo había ido mal entre estos dos tortolitos que tan enamorados salieron de la isla.

El triángulo amoroso

Ahora, después de ver el el debate de ayer, no queda duda: la cosa entre Marina y Lobo ha pasado a mejor vida. Pero es que la amistad entre Marina y Lucía también… y, si sois un poco avispados, ya habréis unido cables.

Lucía y Manuel se vieron las caras anoche, pero lo cierto es que ese encuentro tenía poco interés desde el punto de vista de las ‘novedades’ que podían aportar. La sorpresa real llegó cuando, de repente, Marina entró en plató y, al fin, pudo confrontar a Lucía.

Lucía, haciendo gala de una gran sinceridad, empezó a explicar que, desde el principio de la experiencia, había empezado a desarrollar sentimientos por ‘Lobo’: «Hice una amistad muy bonita con Isaac. Es una persona que con mirarme sabía lo que sentía y que se tenía que acercar a darme una caricia o a decirme algo».



Con el regreso a España, por lo visto, la cosa fue a más… y ya no hubo quien la parase: «Desde la primera noche, no puedo dormir y no me acuerdo de Manuel»… y es que, por lo visto, no podía sacarse a Isaac de la cabeza de ninguna forma.

El fin de una amistad

Por lo visto, una vez Lucía se dio cuenta de que sus sentimientos eran muy fuertes, decidió contárselo a su amiga: «Se lo digo a Marina y perdemos la relación por ambas partes». En este sentido, Marina contradijo a Lucía ya que aseguro que, cuando ella se lo dijo, la gaditana la tranquilizó diciéndole que «no pasaba nada y que lo sabía desde el primer momento».

¿Qué pasó cuando Marina e Isaac lo dejaron? Pues que Lucía se fue hasta Madrid y quedó con Isaac: «Nos hemos dado un par de besos», reconoció la concursante sin dejar claro si había habido algo más.

Cuando apareció Marina en plató, dejó claro en todo momento que Lucía sí le había avisado de sus sentimientos: «Le dije que me parecía valiente que me lo dijera, pero que entendiese que yo me quedase ‘en shock'»… y es que esto es comprensible teniendo en cuenta que a su amiga le gustaba el chico con el que ella estaba saliendo; no podemos culparla.

Por lo visto, cuando todo esto salió a la luz, Isaac tomó una actitud ‘fría y distante’ con Marina… y la cosa se torció por completo: «Él se va a Madrid y me entero por una persona de confianza que Lucía ha reservado una habitación con él para pasar la noche. Yo me quedé loca», contó la andaluza. Por lo visto, llamó a Lucía y ella le dijo que nada que ver, que solo habían quedado como amigos y que, de hecho, Simone también iría a Madrid a pasar el día con ellos.

El punto de no retorno

Las cosas volvieron a torcerse cuando Isaac se lio con Bela, otra de las tentadoras. Marina, por lo visto, llamó a Lucía para desahogarse, pero esta se mostró muy fría, ‘sin muchas ganas de consolarla’… y Lucía tenía sus motivos: «Había pasado lo de Bela y ya ahí había pasado lo mío. Yo no sabía cómo decírselo», comentó la ex de Jesús.

«Yo me desplomé. No me daban la cara. Ella no me contestaba y él tampoco», aseguraba Marina ante los desplantes de los que, hasta hacía pocas semanas, habían sido sus personas de más confianza tras salir del programa.

Otra cosa que quedó clara después del debate es que este es solo el principio del que promete ser el culebrón del verano, porque la cosa, previsiblemente, se va a enredar todavía más. Confiad en lo que os digo.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la ‘traición’ de Lucía? ¿Creéis que esto se va a complicar todavía más? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: As.