Lo que le ha pasado a Najhara Noronha es la prueba de que todavía queda mucho por luchar para arrancar el machismo de nuestra sociedad. Esta mujer, hace unos días, tuvo que soportar cómo unas vecinas de su comunidad la criticaban por llevar ropa deportiva para, precisamente, hacer deporte: “No tienen derecho a definir lo que puedo y no puedo usar”, denunciaba la afectada.

Batman Facepalm GIF by WE tv

Noronha vive en Brasilia, capital de Brasil y, hace unos días, tuvo que ver cómo la señalaban por la ropa que se ponía. Ella es una técnica de laboratorio de 36 años y, en su casa, siempre acostumbra a vestir en pantalones cortos, algo propio de los climas cálidos.

Según relata la afectada, se encontraba realizando un examen universitario en su ordenador cuando, de repente, recibió un correo que contenía una carta dirigida a ella, y en la que se especificaba que su forma de vestir era ‘inapropiada’.

Parks And Recreation Reaction GIF

El lamentable mensaje

En el texto se especificaba que se trataba de un mensaje enviado por el Consejo de Mujeres del edificio y, en el mismo, se le pedía a Najhara que no se ‘paseara’ por las zonas comunes del edificio en pantalones cortos y que ‘usase ropa adecuada’. Todo esto en pleno siglo XXI, por si se os había olvidado.

“Pedimos a la residente del departamento X que no ande en las áreas comunes con pantalones cortos, sino con ropa más adecuada. ¡Además, esta ropa de gimnasia y ‘shorts‘ hacen que las parejas se sientan avergonzadas! Si necesita ayuda, ¡estamos disponibles!”, especificaba la carta que la mujer acabó por publicar en Internet para denunciar la situación.

Todo por unos shorts

Y es que la afectada se sintió muy enfadada con este mensaje ya que, como comprenderéis, no entendía el motivo por el que se le exigía esto y, sobre todo, cómo era que sus vecinos se podían ‘sentir avergonzados’ por la ropa que ella llevase… ¡que no eran más que unos shorts como los que veis en la foto!



Ella defiende su derecho a poder ir como le dé la gana y que no debería recibir este tipo de mensajes en los que, básicamente, se la está juzgando como si fuese un trozo de carne. Vergonzoso.

Según se recoge en la prensa local, después de recibir el mensaje, la afectada fue a buscar a las empleadas del edificio para dar con el supuesto Consejo de Mujeres pero, por lo visto, nadie sabía nada al respecto; el mensaje lo había enviado una especie de grupo fantasma que no quería dar la cara.

Najhara ya ha cumplido casi un año y medio viviendo en ese edificio y no ha sido hasta hace poco que ha empezado a usar las áreas comunes, las cuales solo utiliza cuando sale a hacer deporte como muchos otros vecinos.

“La cuestión de si un grupo de mujeres, o simplemente una mujer, siente que tiene derecho a definir lo que puedo y no puedo usar, no hay nada que justifique tal comportamiento“, señaló.

En este momento, la aludida está barajando emprender acciones legales contra las mujeres que han vulnerado de esta forma su privacidad.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este caso? ¿Veis normal este tipo de conductas? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: UPSOCL.