Kylie Jenner, estos últimos días, se ha visto envuelta en una polémica que, como en la mayoría de ocasiones, tiene al dinero como telón de fondo. Y es que, si en algo son especialistas en esa familia, es en no dejar a nadie indiferente.

Llamada de solidaridad

La cuestión es que, hace unos días, Jenner publicó un post en su cuenta de Instagram en el que pedía ayuda para un estilista que la atendió un par de veces en 2015 y que, lamentablemente, sufrió un accidente.

Ella pidió a sus seguidores que, en la medida de sus posibilidades, colaborasen con la campaña de Go Fund Me que el estilista en cuestión había abierto para su tratamiento… y esto provocó que una gran parte de sus seguidores se le echasen encima, llegando a tacharla de ‘tacaña’. Y es que esto no es la primera vez que le ocurre a la pequeña del clan Kardashian.

Samuel Rauda sufrió un fuerte accidente y tuvo que ser ingresado e intervenido de emergencia. Kylie, por lo visto, se enteró rápidamente de esto y compartió la campaña de recaudación de fondos con sus más de 200 millones de seguidores, entre los que se encuentran muchas celebridades que también podían unirse a colaborar con la causa.

El origen de la polémica

La publicación muestra cómo la celebridad hizo un generoso donativo de 5.000 dólares cuando el objetivo inicial de esta eran 10.000. El éxito fue tal, que se trazó una nueva meta de 100.000 dólares… y claro, ahí se lio: la gente le recriminó que ‘solo’ hubiese donado 5.000 cuando el total era mucho mayor.

Otras de las artistas que donaron fueron Bella Thorne o Sofia Ritchie, pero a Kylie le tocó cargar con el tema de que ‘había donado muy poco’, sobre todo teniendo en cuenta el dineral que gana la televisiva.



Y es que 5.000 dólares de 100.000 no parecen mucho, sobre todo para una persona cuya empresa, Kylie Cosmetics, está actualmente valorada en más de 1.000 millones de dólares. Toda esta serie de ‘coincidencias’ provocó que, durante unas horas, Kylie recibiese una gran cantidad de ‘hate’ a través de sus redes sociales.

El maquillador, por lo visto, estaba a 60.000 dólares de su objetivo ya que la cirugía no era nada sencilla: había sufrido daños cerebrales y el proceso quirúrgico por el que tenía que pasar era caro y complejo.

Pero es que la gente, por lo visto, quería que ella pagase el coste íntegro que se pedía en la campaña… y eso no les pareció justo  muchas personas, ya que ella solo trabajó con este maquillador dos veces en 2015.

También ha habido mucho debate respecto a la cifra que se ha puesto para la campaña, ya que esta ya ha subido hasta los 120.000 dólares y eso tiene a mucha gente también con la mosca detrás de la oreja.

Tampoco sabemos si, después de todo lo ocurrido, Kylie acabó por dar más dinero a la campaña.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta polémica? ¿Creéis que tienen razón los que critican a Kylie? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Upsocl.