El mundo está lleno de hermosas casualidades. Lo más habitual es que no tengamos que buscarlas sino que, de la nada, aparezcan para alegrarnos el día y, como mínimo, darnos una sorpresa. Seguro que alguna vez os habéis topado con alguien y habéis dicho: «esta persona podría ser mi clon». Nos pasa a todos, en mayor o menor medida, pero estamos seguros de que nunca como le ha pasado a los protagonistas de nuestras historias de hoy.

Lo que veréis ahora solo puede ser fruto de una especie de ‘fotocopiadora’ genética; no hay otra explicación:

1No pueden no ser gemelos

Es verdad que la gente con barba se parece en general… pero lo de este señor va bastante más allá. Es impresionante.

2Nieto y abuelo

Hay como 60 años en esas dos fotos, pero resulta innegable que la genética, cuando quiere, es infalible. Parece que haya viajado en el tiempo.

3Calvo con barba

Este camino es uno de los más transitados por los hombres a los que se les empieza a pelar la cabeza… y lo malo es eso: que te empiezan a salir clones por todas partes.

4Clones veraniegos

Son tan parecidos que lo único que los diferencia es el tema de los tatuajes… y el bañador, claro, que uno es bastante más hortera (pero tendréis que juzgarlo vosotros).



5Todavía no se han dado cuenta

Pero estas dos personas están a punto de encontrarse y que sus vidas cambien para siempre. Hermanos perdidos sin ninguna duda.

6Dos líneas temporales

A Chris Pratt le ha salido un gemelo… solo que en una versión bastante más joven. Dejadle tiempo para que veáis cuando crezca.

7Si es que no sé cuál es cuál

A esto sí que se le puede llamar ‘magia’… lo de las películas es tontería.

 

8Hasta en las gafas

Ya no es solo el gran parecido físico entre estos dos, es que, por lo visto, tienen el mismo mal gusto por las gafas. Impresionante.

9¡Si es que es un muñeco!

Literalmente: es su vivo retrato en una versión para jugar; de plástico y empaquetada. Y no sé si eso es bueno o malo, la verdad.

10Viajes temporales

Ya es casualidad ir a un museo y encontrarte con que alguien te había pintado siglos atrás. Esto da para película.

11Una cuestión de altura

Si no es porque uno es bastante más alto que el otro, podrían pasar perfectamente por gemelos. Y es que hasta en el tema del peinado… impresionante.



 

12Una obra de arte

No sé cuántos años hay entre la realización del cuadro y la actualidad, pero no hay duda de que hay una inspiración espacio-temporal.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos ‘dobles’ en la vida real? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Genial.