Este pasado fin de semana se cometió un crimen. La principal sospechosa es una perra preciosa de color blanco de denso pelaje y sus dueños, como veréis a continuación, se propusieron resolver el caso a través de una divertidísima conversación de WhatsApp que se ha viralizado en la red.

Angry Season 2 GIF by The Office

En las fotos que comparten los protagonistas, podemos ver que ‘alguien’ ha saqueado la bolsa de basura en ausencia de los propietarios de la vivienda. Como también se comparte en la conversación, la primera (y única) sospechosa se encontraba cerca de la zona del delito.

″¿Y el sospechoso?”, pregunta uno de los propietarios del animal. “Sospechosa número uno”, escribe la otra parte mandando una foto en la que podíamos ver al animal en clara posición de arrepentimiento, sabiendo que la ha liado y que se le avecina una bronca.

“No parece culpable la verdad. ¿No había nadie más presente en la escena?”, escribe despistado uno de los dueños, dejándose llevar por la dulce e inocente mirada del animal. “No, es la única, tenemos pruebas”, aseguran desde la escena del crimen.

″¿Concluyentes?”, se pregunta esperanzado el propietario ausente. “Caca en el morro”, le responden desde el otro lado; las pruebas hablan por sí solas. “Circunstanciales”, replica el propietario, cogiéndose a un clavo ardiendo.

“Hay un testigo que la ha visto en la escena del crimen. Literalmente, cometiendo el crimen”, indican desde la cocina. “Quizás haya sido el testigo y le ha untado caca en el morro para inculparla”, se aventura a especular el otro integrante de la pareja de detectives.

“No creo”, responden con contundencia, “la acusada es reincidente”. Y es que, cuando crías fama…



De repente, la situación se convirtió en un auténtico juicio: “Eso es un prejuicio”, señalaba de forma remota el derrotado dueño. “Denegada”, zanjan desde la casa. “La acusada ya ha sido condenada”, concluye.

“NO. ¿CUÁL ES LA PENA?”, se pregunta el destrozado dueño. “Quedarse en su sitio un buen rato”, responden desde la casa con foto incluida. “Recurriremos la sentencia. Exigimos salir a pasear”, señalan desde la defensa.

“La acusada sólo se quedará en su sitio hasta que se canse y se levante sola. Esta noche tendrá paseo”, asegura la fiscalía. “Tenemos un trato”, concluyen.

Esta conversación, publicada por el usuario de Twitter @erkascinc, se ha convertido en una auténtica sensación en la red social del pajarito azul y, en este preciso momento, ya acumula más de 25 mil ‘me gusta’ y casi 4 mil retweets; una auténtica locura.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta apasionante historia criminal? ¿Creéis que han acertado con el culpable o que ha sido tan solo un chivo expiatorio? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.