Incluso aunque la magia siga ahí, lo cierto es que las relaciones cambian con el tiempo y, de hecho, eso es algo bueno ya que deben evolucionar hacia nuevas etapas.

Esta afirmación tan solemne es algo mucho más divertido en la práctica y los de genial.guru han hecho unas viñetas que muestran a la perfección esos detalles en los que nuestra relación ha cambiado desde sus inicios hasta un año más tarde (en clave de humor, por supuesto).

Manteniendo las formas en la mesa

Al principio la cena es un momento íntimo en el que poco a poco os vais conociendo mientras mantenemos todo lo que podemos la compostura ante la persona que nos gusta. Sin embargo, cuando ya sois un equipo, ir a comer fuera se convierte en un atraco a mano armada a lo Bonnie & Clyde.

El caloret

Cuando uno lleva tiempo durmiendo solo suele necesitar un proceso de adaptación para aprender a dormir en la cama con otra persona, pero con el paso de los días nos acostumbramos a la buena compañía.

¿El primer mes es en 1970?

Por algún motivo, no solo ha cocinado ella, sino que en la mesa hay solo un plato. Por suerte las cosas han mejorado con el tiempo y terminan pidiendo pizza para los dos, pero aún queda camino por recorrer.

Bodybuilding

Es normal tener vergüenza, pero con el tiempo debemos perderla y compartir nuestro cuerpo con la persona a la que queremos, especialmente si eso significa usar nuestra barriga para lo que sea.



El cambio físico

Con el tiempo las parejas suelen hacer una de estas dos cosas. O se convierten en runners que van a correr cada día o engordan camino a la felicidad.

Y algo un tanto cursi para terminar

Que la chica pregunte «¿en serio?» y un año después diga «¿todavía?» son claros signos de inseguridad.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: genial.guru