Jeremiah Peterson es un hombre que decidió dar un giro de 180º a su vida. Jeremiah tenía un estilo de vida sedentario y eso le afectaba en su día a día. Sin embargo, fue algo que vivió durante una excursión familiar lo que le hizo cambiar de mentalidad por completo.

En 2017, Jeremiah, su esposa y sus tres hijos se fueron de excursión para ir a un lago de montaña. En aquel entonces, pesaba 130 kg y no le fue nada sencillo llevar el ritmo de sus hijos.

El punto de inflexión

«En vez de recordar todos los buenos momentos que habíamos vivido durante el viaje, todo lo que puedo recordar es algo que siempre se repetía en mi cabeza una y otra vez. Me faltaba el aliento y tenía que realizar descansos frecuentemente, incluso antes que mis hijos de 9, 7 y 6 años«. 

En ese momento, se dio cuenta de lo que era su vida y lo que realmente quería que fuese. «Pensé en lo que había sido mi vida, en lo que era en ese momento y vi lo que quería que fuera».

Cambio de rutina

Jeremiah empezó entonces a seguir una dieta muy estricta y una intensa rutina de ejercicios. Cada día, durante seis meses, se iba a caminar por la montaña durante dos horas y se pasaba una hora en el gimnasio. Además, dejó el alcohol por completo. En tan solo 5 meses, ya había perdido 41 kg.

«Pasé de tener una barriguita cervecera típica de un padre a tener un físico de chico universitario», explica a Daily Mail.  

Y es que todo han sido beneficios desde que decidió cuidarse, en cuerpo y alma. «Desde que adelgacé, todo ha ido mejor, mi pelo y mi piel están más sanos, se me ve la mandíbula en vez de mis mejillas rollizas, y hasta tengo abdominales«.



«Encontrar tu propia motivación es esencial si quieres conseguir el éxito en la vida. Si no tienes una gran motivación detrás de tus acciones, tienes menos posibilidades de obtener los resultados«.

Más allá del físico

Y es que no solo cambió su apariencia y su forma física, sino que también transformó su mentalidad. «No solo transformes tu físico, sino la manera en la que piensas y sientes, así como también el futuro que deseas para tu familia. Sé que si yo puedo hacerlo, cualquiera puede«.

Ahora, a través de sus redes sociales, intenta animar y dar consejos a aquellas personas que se encuentran en una situación similar a que den el paso. «Cada día recibo cientos de mensajes de esperanza, gratitud y ánimos. Los mensajes han hecho que este cambio en mi vida sea mucho más grande de lo que había soñado o imaginado«.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: menshealth boredpanda nypost