Todos los que estamos leyendo estas líneas, con casi total seguridad, hemos pasado por el colegio. Sabemos lo que era aquella época y todo lo que suponía para nosotros como niños: peleas en el patio, compartir el bocadillo y tirar una bomba fétida en clase de música mientras la profesora tocaba Titanic en el piano, de espaldas al resto de la clase.

Las clases, dentro del colegio, eran como pequeñas pandillas que, a su vez, se dividían en pandillas todavía más pequeñas dentro de la propia clase. Pero cuando tocaba defender al 4ºA, amigos, todos íbamos a una.

La dificultad de la paz

Eso sí: no siempre se puede estar en guerra y eso es algo que nos lo demuestran los protagonistas de nuestra historia de hoy. Pedir tregua no es fácil, pero los alumnos de este colegio podrían tener un máster en este arte.

Miquel Roig (@miquelroig), periodista y subdirector de ‘El Confidencial’, ha sido el encargado de regalarnos a todos este maravilloso cartel que veréis más abajo y que, sin duda, nos ha alegrado el día.

En el cartel lo que podemos ver es un elaborado texto en el que, básicamente, se pide una tregua a la guerra sin cuartel que mantienen los del 3ºB y los de 5ºB. Lo que más sorprende son las formas del mensaje.

“Por favor, no rompáis cada dos por tres la cabaña, la estamos haciendo para todos. Ya sé que estáis enfadados por romper vuestra escritura pero han sido dos o más personas, igual que vosotros que nos rompisteis unos muñecos de arena”, escribían los jóvenes alumnos en la cartulina.

«Pero firmemos la paz, por favor. Si queréis ayudarnos, vale, con mucho gusto, pero por favor que nos está costando mucho», finaliza el texto. Además, el cartel, por lo visto, iba acompañado de otra hoja para que los aludidos firmasen conforme estaban de acuerdo con el tratado.



No sabemos cómo ha acabado esta historia, pero lo que queda claro es que, con jóvenes así, se acabarían la mayoría de problemas que asolan al mundo ahora mismo. Lo que queda claro es que todos los adultos que estamos leyendo esto tenemos MUCHO que aprender de los más pequeños.

La publicación ha sido todo un éxito y, en apenas un día, ya supera los 1.000 likes y cuenta con más de 200 compartidos… y lo cierto es que no es para menos.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este particular cartel? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.