Beatriz Montañez fue una de las periodistas más populares de nuestra televisión. A lo largo de 5 años acompañó al Gran Wyoming en ‘El Intermedio’, en LaSexta, hasta que, un buen día, decidió dejar el espacio televisivo para siempre y retirarse de cara a enfocarse a nuevos proyectos.

Desde entonces ya han pasado más de cinco años y, ahora, después de mucho tiempo prácticamente desaparecida, ha reaparecido para presentar su nuevo trabajo.

Un retorno con sorpresa

La periodista acudió al programa radiofónico ‘Hoy por hoy’ de la Cadena Ser para presentar el que será su primer libro y, de paso, sorprendernos a todos con la que ha sido su vida todo este tiempo, mucho más austera y aislada de lo que podíamos imaginarnos. Para que veáis que no estamos exagerando: la comunicadora ha confesado que, actualmente, vive con 150 euros al mes.

Ella fue la que marcó el camino de la que más tarde sería su sustituta, Sandra Sabatés, e inició esa parte más ‘intelectual’ del programa que contrastaba con las bromas del presentador.

Después de su salida del programa, pudimos verla en ‘Hable con ellas’, en Mediaset, donde vivió el mítico encontronazo con Bertín Osborne a raíz de Pablo Iglesias y Venezuela: “te apuesto 1.000 euros a que me enseñes una frase en la que Pablo Iglesias defienda el régimen venezolano”, retó la presentadora al invitado… y aquello le valió muchas críticas en su momento.

Lamentablemente, Beatriz perdió la apuesta y acabó por dejar el programa: “Estaba perdidísima”, reconocía la periodista en su reciente entrevista. A partir de ese momento, decidió dejar que la soledad le sirviese de terapia y, según confiesa ahora, no le ha ido nada mal.

Tiempo para reflexionar

«Necesitaba silencio, necesitaba saber cuál era el camino”, reconocía, “las elecciones lo que hacen es invitar a crear la dificultad de elegir”. Y es que, durante todo este tiempo Montañez ha tenido mucho tiempo para reflexionar sobre las cosas de su pasado, tanto personal como profesional, y cómo descubrió que ya no podía ‘con el ruido’ que le producía la inestabilidad de su vida por aquel entonces.



En ese momento, ella decidió retirarse a la naturaleza, donde vive con los ahorros que tiene, habiéndose impuesto un pequeño sueldo mensual del que apenas gasta 100-150 euros en lo mínimo que necesita.

Por lo visto, la periodista tiene paneles fotovoltaicos que le permiten tener suministro de electricidad y un pozo de agua que suple sus necesidades básicas; por lo demás, se dedica a leer y escribir y, de ahí que ahora presente su primer libro, ‘Niadela‘.

De si la volveremos a ver o no en los platós de televisión, lo cierto es que vamos a ser un poco pesimistas (siendo egoístas, claro), y es que Beatriz parece muy contenta con la vida que lleva, y es poco probable que la deje para volver a lo de antes.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la nueva vida de Beatriz Montañez? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.