Se habla mucho sobre los efectos de la cirugía para ayudarnos a eliminar un complejo, acabar con nuestras inseguridades y coger más confianza. Y es que son muchas las personas que recurren al bisturí para modificar una parte de su cuerpo con las que no están a gusto, y hoy os traemos un reciente ejemplo de ello.

Camilla Coleman es una modelo estadounidense de 26 años que no se sentía nada a gusto con su frente, lo que le generaba una gran inseguridad.

Un cambio para ganar seguridad

Camilla creía que su frente no era proporcional a su cuerpo. “Siempre me sentí un poco incómoda con el tamaño de mi frente en proporción a mi cara. Pensaba que era demasiado grande para mí personalmente», ha contado al medio Buzzfeed. Ella tenía la sensación de que era calva cuando se hacía una coleta, así que solía lucir siempre flequillo.

Tras muchos años investigando sobre procedimientos cosméticos, el pasado mes de febrero decidió someterse a una cirugía de reducción de frente.

¿Qué es la reducción de frente?

Esta cirugía se hace con anestesia general y consiste en, básicamente, adelantar la línea capilar frontal. «Te hacen una incisión en tu línea de pelo y suben tu cuero cabelludo hasta que se pueda, dependiendo de la elasticidad de tu piel«, explica Camilla. «No es una cirugía muy invasiva, solo es cambiar de lugar la piel«. En el caso de Camilla, el doctor pudo reducir su frente en tres centímetros.
Sin embargo, este procedimiento no es apto para todo el mundo; todo dependerá de si la persona tiene condiciones médicas previas y de la laxitud del cuero cabelludo.
Como ella misma explicó en un vídeo, ahora su frente llega a la línea de la incisión, pero todavía es muy reciente y tiene que crecer pelo en esa zona, así que el resultado aún no es definitivo. AQUÍ PODÉIS VER EL RESULTADO:

Reacciones en la red

Camilla está muy feliz con el resultado y ahora mismo se está recuperando de la cirugía. Ella no ha dudado en explicar el proceso a través de su cuenta de Tiktok @camillacolbro y, como era de esperar siendo una red social, ha recibido una gran diversidad de comentarios al respecto.
Algunos comentarios hacían referencia a que podría seguir teniendo inseguridades, ya que se ha cambiado lo exterior y lo importante es quererse por dentro, mientras que otros aplaudían este gran paso y le deseaban todo lo mejor en esta nueva etapa de su vida.
Ella tiene muy claro que someterse a una cirugía no es algo que debamos tomar a la ligera, y menos en este caso: «no lo he hecho para que los demás se sientan inseguros sobre esto. Sobre todo cuando la gente dice ‘uf, noto que mi frente es grande, ¿debería hacerme esta cirugía?’. Yo digo no, te acabas de dar cuenta de esto, no es un problema de verdad«.
Finalmente, Camilla ha mandado un mensaje a toda la gente que la juzga: «Me gusto y me quiero en el interior. Si quieres cambiar algo, lo puedes hacer, igual que puedes cambiarte el pelo o el maquillaje. O engordar o adelgazar. Puedes cambiar tu cuerpo de muchas formas. Yo he elegido modificar el mío con cirugía plástica, tal vez no estáis de acuerdo; está bien. No es vuestro cuerpo«.
Al fin y al cabo, eso es lo más importante: que ella se sienta feliz y a gusto con su propio cuerpo y no podía estar más feliz.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: buzzfeed