El mundo del modelaje no es tan baladí como podríamos pensar en un primer momento. No se trata solo de ponernos delante de una cámara y dejar que los flashes recorran libremente las naturales curvas de nuestro cuerpo. También hay mucho trabajo y sacrificio detrás.

Desfilar por una pasarela o en una sesión de fotos no es cualquier cosa y, por lo general, la gente que lo hace lleva años preparándose para ello. Y no se trata solo de las horas que se pasan cuidando su cuerpo y esculpiéndolo en el gimnasio (entre otras cosas), hay pequeños sacrificios en el estilo de vida que, sí o sí, hay que hacer.

Un modelo de gran mordida

Luca Marchesi, el protagonista de nuestra historia de hoy, es un gran ejemplo de ello. Él se ha entregado en cuerpo y alma a su profesión de modelo, pero no solo se pasa horas en el gimnasio, sino que, además, se tira otras tantas ejercitando incansablemente su mandíbula ya que, según él, así luce ‘más sexy’.

Jawliner es un artilugio creado específicamente para ejercitar la mandíbula y dejarla como veréis en las fotos que os iremos dejando en el artículo. Se introduce en la boca y, ‘masticándolo’, conseguiremos ejercitar toda la musculatura de esa parte de la cara.

Un auténtico ‘caradura’

El modelo es embajador de la marca y, por lo visto se lo toma muy en serio y su compromiso con la misma es total, solo hay que verle la mandíbula para comprobarlo: literalmente le han salido como un par de bíceps a los lados de la cara.

Él reconoce que utiliza este aparato de forma diaria y que está encantado con el resultado. De hecho, suele subir vídeos a su cuenta de Instagram en los que enseña cómo se utiliza y, como siempre, la gente se suele dividir en dos grupos en los comentarios: los que afirman que es ‘muy sexy’, y los que aseguran que parece un personaje exagerado de Pixar.

La verdad es que, a lo largo de estos años, hemos visto de todo en lo que a ‘modificaciones corporales’ se refiere, pero nunca algo como esta especie de ‘mancuerna para la mandíbula’.



Un buen mordisco de seguidores

Como os podréis imaginar, esta excéntrica imagen que ha dado el modelo le ha servido para que su rostro se viralice por todo Internet y ahora, para lo bueno y para lo malo, se ha convertido en una celebridad.

¿Este tipo de ejercicios será contraproducente a largo plazo? ¿Es bueno ejercitar de esa forma la mandíbula? No lo sé, pero lo que sí es seguro es que ha conseguido muchos ‘likes’ y followers.

Una cosa que sí debemos dejar clara es que este aparato especifica que no se debe utilizar más de 10 minutos al día… por lo que, suponemos, este señor lo utiliza bastante más (sino, no nos lo explicamos).

Lo mejor antes de hacer este tipo de cosas, como siempre os decimos, es ir a un especialista de la salud para que nos aconseje y, sobre todo, nos aclare la fiabilidad de este tipo de tratamientos.

Por último: si este señor te pide que le des ‘un mordisco’ de tu bocata y le dejas, lo más probable es que te quedes sin desayuno.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta nueva modalidad de musculación? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Upsocl.