Los códigos QR han tenido un boom desde que la epidemia llegara a nuestras vidas. Este invento estaba casi en desuso, y ahora forma parte de nuestro día a día; solo hace falta ir a comer a un restaurante para comprobar la gran utilidad que tiene y lo fácil que es consultar la carta con tan solo enfocar nuestro móvil hacia un cuadradito con puntos negros y fondo blanco.

Son muchas los negocios que han apostado por estos códigos para informar a sus clientes de una forma rápida, sencilla y segura (algo esencial en estos tiempos que corren). Y, como os podréis imaginar, los códigos QR pueden enlazar cualquier tipo de contenido; incluso tu tu perfil en Linkedin o tu cuenta de Instagram… Y a esto último vamos hoy.

Happy Social Media GIF

net art qr code GIF by William Wolfgang Wunderbar

La tinta al cuello

Mauricio Gómez es un influencer colombiano más conocido como ‘La Liendra’ que es muy famoso en su país por sus vídeos de humor donde él es el protagonista.

Hace unos días sorprendió con el nuevo diseño que había plasmado en su piel; concretamente en su nuca.

A través de su cuenta de Instagram, compartió con sus seguidores sus cuatro últimos tatuajes; una paloma, un rostro, un pulpo y, lo que más sorprendió: un código QR que dirigía a su cuenta de Instagram.

Suponemos que fue un homenaje a la red social que le ha catapultado a la fama (tiene más de 5 millones de followers). Sin embargo, por alguna razón que desconocemos, se produjo un error…y el enlace ya no funciona.  



Ups, algo salió mal

Según indican los medios, al principio el código funcionaba, de manera que si enfocabas la cámara del móvil hacia él y lo leías con una aplicación, se te abría la cuenta del influencer. 

Sin embargo, algo pasó porque, de un día para el otro, dejó de funcionar. El pasado 2 de marzo, el joven acudió a un cirujano plástico y, a través de un vídeo que publicó en redes, confesó en público lo que todos estaban pensando: «Me salió fake porque no me abre».

Las reacciones no se hicieron de esperar

Esto no pasó nada desapercibido entre los usuarios y usuarias que le seguían quienes tuvieron opiniones en todos los sentidos. Más allá de los comentarios negativos (ya sabéis cómo son las redes), hubo muchos internautas que le animaron a que se volviera a tatuar un código o modificara el que ya tiene en la parte posterior de la cabeza e incluso bromearon: «Creí que lo de atrás era un menú de un restaurante jajaja«.

Ya que estamos, no dudéis en seguirlo en su cuenta de Instagram @la_liendraa, donde seguro que os echaréis unas buenas risas con sus vídeos.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: caracoltv